Las extranjeras, con mejores chances

Espectáculos

Este domingo se entregan los Oscars, con la coreana “Parásitos” entre las candidatas al premio mayor. ¿Logrará Bong Joon Ho recibir el Oscar al Mejor Film, que no recibieron Renoir con “La gran ilusión”, Bergman con “Gritos y susurros”, Costa-Gavras con “Z” ni Alfonso Cuarón con “Roma”? Porque una cosa es estar nominado junto a los mejores films norteamericanos y otra es ganarles en su propio templo. También llegaron hasta ahí “Los emigrantes”, “El cartero”, “La vida es bella”, “El tigre y el dragón” y “Amour”. Todos recibieron otros Oscars, pero no el mayor (por ejemplo, con “El cartero”, el argentino Luis Enrique Bacalov ganó el premio a la Mejor Música). Como sea, cada año Hollywood va sumando más extranjeros a su fiesta. “Parásitos” tiene seis nominaciones, por Mejor Film, Director, Guión, Montaje, Diseño de Producción y Film Extranjero. La macedonia “Honeyland”, dos: Extranjero y Mejor Documental. En ese rubro pasa algo notable: hay un solo film norteamericano, los demás son de Siria, Brasil, Macedonia y Dinamarca. Y el norteamericano, “American Factory”, es sobre una planta automovilística de Ohio recuperada por una empresa china. La categoría Corto Documental está copada por Corea, Inglaterra y Suecia. La de Corto de Animación, por Rca. Checa, Francia y China. Así se empieza. Y en la de Largo de Animación, donde suelen poner una extranjera por pura cortesía (y nunca gana) este año hay dos: la francesa “J’ai perdu mon corps” y la española “Klaus”, hermoso cuento de Navidad de Sergio Pablos, quien entre nosotros fue director de animación de “Metegol”. Pero casi seguro que gana “Toy Story 4”.

Luego están los extranjeros que ya son de la casa, como el andaluz Antonio Banderas, con su “Dolor y gloria”. El francés Alexandre Desplat va por su tercer Oscar a Mejor Música, esta vez con “Mujercitas”, pero casi seguro le gana una rubia llegada de Islandia, Hildur Guonadóttir, por “El guasón”. A propósito, “Mujercitas”, viejo símbolo de la mujer norteamericana, tiene dos candidatas inglesas: la coprotagonista Florence Pugh y la vestuarista Jacqueline Durran. También ingleses, el director Sam Mendes y el director de fotografía Roger Deakins, por “1917” (¿será ésta la película ganadora?). Por “Los dos Papas”, sobre un alemán y un argentino, van los galeses Jonathan Pryce y Anthony Hopkins y el guionista neocelandés Anthony McCarten. ¿Y qué decir de “El irlandés”, de Martin Scorsese, con De Niro, Pacino y Pesci, todos hijos de italoamericanos? Ahí están, aspirando a la estatuilla, Rodrigo Prieto, director mexicano de fotografía, y -lo más importante- Pablo Helman, Leandro Estebecorena y Nelson Sepúlveda, tres argentinos, que van por el Oscar de Efectos Visuales. Junto a ellos en el equipo, el artista plástico francés Stéphane Grabli. Y frente al televisor, una buena cantidad de argentinos que por primera vez van a fijarse quién gana en ese rubro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario