¿Volverá a suceder? Esto pasó la última vez que China prohibió el Bitcoin

Finanzas

El Bitcoin cae casi 5%, y durante este viernes estuvo cerca de perforar los u$s40.000 por primera vez desde principios de agosto, luego de un comunicado del Banco Central de China que ratificó la prohibición de los criptoactivos en la potencia asiática.

El Bitcoin caía casi 5% este viernes a menos de u$s42.000, en una jornada en la que estuvo cerca de perforar los u$s40.000 por primera vez desde principios de agosto, luego de un comunicado del Banco Central de China que ratificó la prohibición de los criptoactivos en la potencia asiática. En el mercado consideran lógica la baja en el precio pero aclaran que probablemente sea momentánea.

Los especialistas aseguran que no son nuevas medidas sino una reiteración de las restricciones que la autoridad monetaria china viene aplicando desde hace cuatro años.

Cabe recordar que en septiembre de 2017, cuando China prohibió por primera vez las criptomonedas, el precio del Bitcoin se desplomó inicialmente para luego recuperar sus niveles originales en pocas semanas y anotar un nuevo máximo histórico de u$s20.000 menos de tres meses después.

La decisión del banco central chino de declarar como "actividades financieras ilegales" a todas aquellas relacionadas con criptomonedas, debido a su vinculación con el fraude y el lavado de dinero, impactaba negativamente en las bolsas y en activos virtuales.

La decisión también abarca a los servicios ofrecidos en las plataformas extranjeras utilizadas por los usuarios luego de que se prohibiera operar a los bancos locales.

La cotización de los criptoactivos, incluyendo Bitcoin, ha sufrido bruscos cambios en el último año, en parte debido a las regulaciones chinas.

En su comunicado del viernes, la institución bancaria advierte que quienes no respeten la reglamentación serán "investigados por responsabilidad penal de acuerdo con la ley".

La entidad señaló que en los últimos años "el comercio y la especulación con Bitcoin y otras monedas virtuales se ha extendido, alterando el orden económico y financiero, aumentando el lavado de dinero, la recaudación de fondo ilegal, los esquemas de pirámides y otras actividades criminales e ilegales". Esto "estaba poniendo en grave peligro la seguridad de los activos de las personas", precisó.

De esta manera, Pekín busca advertir a los bancos que frenen este tipo de transacciones y cierren gran parte de la vasta red de bitcoines del país asiático. La declaración de este viernes del organismo bancario regulador es, sin duda, la señal más fuerte hasta el momento por parte del gobierno chino para detener este recurso digital.

Temas

Dejá tu comentario