Clave para inversores: hacia dónde van los pesos tras última baja de tasas y volatilidad del dólar blue

La decisión del equipo económico impactó de lleno en los vehículos de ahorro más populares entre los argentinos, como los depósitos a plazo fijo tradicionales, y los fondos money market, por lo que la pregunta que surge es qué instrumento está captando la atención del mercado.

Flujo inversor: tras baja de tasas y con volatilidad en el dólar a dónde se dirigen los pesos
Flujo inversor: tras baja de tasas y con volatilidad en el dólar a dónde se dirigen los pesos
Depositphotos

Con la atención puesta en torno a la ley Bases, el mercado continúa captando las señales positivas provenientes del Gobierno para recalibrar la brújula inversora y rearmar carteras. Cabe recordar que, la semana pasada, tras el anuncio de que la inflación cayó a un solo dígito en abril, el equipo económico liderado por Luis Caputo profundizó la estrategia de licuación con el Banco Central (BCRA), recortando por sexta vez la tasa de política monetaria desde la llegada de Javier Milei al poder.

Esa decisión del BCRA impacta de lleno en los vehículos de ahorro más populares entre los argentinos, como son principalmente los depósitos a plazo fijo (PF) tradicionales, además de los fondos money market (MM, T+0). La intención del Central es incentivar a los inversores a alejarse de esos instrumentos (PF y MM, principalmente) y, en su lugar, optar por los Fondos que colocan en activos de renta fija y títulos CER, y redistribuir esos recursos hacia instrumentos con liquidación a un día (T+1), para así aprovechar los rendimientos ofrecidos por las Lecaps, disponibles a través de la Secretaría de Finanzas.

Asimismo, se viene observado volatilidad en el mercado cambiario, con un repunte en el valor del dólar blue. Sin embargo, el Gobierno intentó llevar calma al transmitir la idea de que el tipo de cambio se mantiene casi estable, y rechazando el diagnóstico de que hay un atraso cambiario. Esto se refleja en los contratos de dólar futuro, que ceden en casi todas sus plazos y la suba para fin de año es marginal (+0,4%).

De esta manera, y ya con la última baja de la tasa de interés, se produjo un nuevo reacomodamiento. Según explican los analistas consultados por Ámbito, se empezó a ver flujos que se canalizaron hacia fondos de “cash management”, como los Money Market y los T+1. Asimismo, destacan que otra parte del capital, de aquellos que tenían un horizonte temporal más largo, migraron a los fondos CER. En especial en el tramo medio y largo, donde se pueden ver rendimientos más atractivos.

La estrategia del inversor

Como bien explica Tomás Ambrosetti, director de Guardian Capital, en declaraciones a este medio, previendo bajas de tasas por parte del Banco Central, el mercado fue optando por inversiones de tasa fija para asegurar esos rendimientos en el tiempo. El estratega sostiene que hace semanas que la demanda fuerte "viene por el lado de instrumentos a tasa fija como son las Lecaps: letras de capitalización que se compran a descuento".

Y agrega que, "cuando se empezaron a operar en los primeros meses del año, el inversor podía cerrar una tasa mensual del 7%. Ahora ya estamos en valores cercanos a 3,5% mensual de interés, pues el Tesoro estuvo licitando estos instrumentos con vencimientos en casi todos los meses del año".

Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment, también se expresa en esa misma línea, y sostiene que dentro de los factores que determinan el posicionamiento del mercado hay varios de ellos que pujan en direcciones opuestas. Por un lado, la baja de tasas por parte del BCRA empujó las cotizaciones en la curva en pesos, "principalmente en Lecaps", y también en la parte corta de la curva CER.

ahorro plazo fijo finanzas inversiones tasas interés

En segundo lugar, Di Giorno desliza que el mercado es más optimista en cuanto a la desinflación que proyecta el propio Relevamiento de Expectativas (REM) del BCRA, lo cual tuvo como consecuencia un aumento en la tasa que rinden los títulos CER, y con la inflación implícita (break-even) por debajo del escenario planteado en el REM, para los inversores más arriesgados "puede ser una oportunidad".

En tercer lugar, menciona que la baja en el rendimiento de las Lecaps, al orden del 3,2% mensual, hizo que ya no sean tan atractivas para el inversor más conservador; esto promovió algo de dolarización en los últimos días, lo cual explicaría el repunte de la divisa ilegal. Para inversores más conservadores, el estratega ve valor en los Bopreales, los cuales permiten obtener un rendimiento mayor a la mayoría de las obligaciones negociables, y cobertura ante un aumento del tipo de cambio.

Entonces, ¿hacia dónde van los pesos?

Emilse Córdoba, directora de Bell Bursátil, explica que las colocaciones de plazo fijo, en general, han migrado principal e inicialmente a fondos comunes de inversión. Esto funciona bien para inversiones a corto plazo, ya que por el momento las tasas que rinden los FCI aún están por encima de las del plazo fijo, pero advierte que, con el tiempo, van a ir convergiendo en tasas similares, aunque seguramente los FCI sigan arriba por unos puntos.

Para Córdoba, una inversión un poco más interesante para quienes están acostumbrados a la caución o plazo fijo, y también de corto plazo, son las Lecaps, en línea con Di Giorno y Ambrosetti, pues están rindiendo 4% mensuales (vs. plazo fijo que pueden rendir 3% mensual COMO máximo). La analista afirma que si se logran capitalizar los intereses y se proyecta a un año, la tasa es mucho más interesante. Todo esto para inversores que están mirando los pesos.

Por otro lado, para Córdoba, los bonos continúan siendo atractivos, pues resulta que en breve estarán pagando intereses y algunos amortizando una porción del capital. "En este sentido, por ejemplo, con el AL30, teniendo en cuenta la cotización del momento, estás cobrando interés y amortización del capital el próximo 9 de julio, que representa casi un 8% de la inversión en apenas dos meses", remarca.

Para Ambrosetti, en tanto, la mejor inversión para quienes quieren rendimientos en pesos a corto plazo es posicionarse en estas letras del Tesoro, en vez, de los fondos money market que devengan la tasa de referencia. "Estamos saliendo de posiciones en fondos T+0 para posicionarnos en fondos T+1 que contienen este tipo de bonos".

Pero tal como se mencionó en las primeras líneas de esta nota, el actual, es un momento en el que el inversor debe seguir muy de cerca el escenario político, que es lo que podría modificar, para bien o para mal, y muy rápidamente las cotizaciones de los dólares financieros.

Dejá tu comentario

Te puede interesar