Por qué el dólar CCL y el MEP continúan subiendo pese a restricciones del BCRA

Finanzas

Analistas consultados por Ámbito aseguran que las explicaciones deben buscarse en la fuerte emisión de pesos por coronavirus y la incertidumbre económica.

El dólar Contado con Liquidación y el MEP retomaron esta semana su tendencia al alza –suben más de 4% entre lunes y martes-, luego de haber anotado tres bajas consecutivas como respuesta a las nuevas restricciones impuestas por el Banco Central en el mercado cambiario y bursátil.

Distintos analistas consultados por Ámbito en relación a las causas de esta nueva suba del dólar MEP y del CCL mencionaron al fuerte incremento de la emisión monetaria, sumada a la incertidumbre económica y a las dudas sobre el éxito de las negociaciones por la reestructuración de la deuda.

El economista Aldo Abram, en diálogo con este medio destacó que "en el inicio del aislamiento, hubo un incremento muy fuerte de la demanda de pesos porque la gente prefería tener efectivo por temor a que se desabastecieran los cajeros automáticos en los bancos; esa necesidad con más emisión, de la que ya venía produciéndose para afrontar el gasto público adicional generado por el Covid-19".

El problema, continúo Abram, es que "pasado esa incertidumbre inicial, una vez que comenzaron a funcionar los bancos y bajó el temor por la falta de efectivo, las personas volvieron a inclinarse hacia la compra de dólares. Ése es el fuerte alza que comenzamos a notar a partir de abril en los tipos de cambios paralelos".

El economista resaltó que "cuando una moneda -la que sea- varía de valor en el mundo eso se observa en los tipos de cambio libre, en nuestra caso el MEP, el CCL y el blue. El otro, el oficial, está artificialmente fijado por el Banco Central y no refleja las variaciones de su valor".

Con respecto a las medidas del Banco Central, Abram indicó que "en la mayoría de los casos, éstas tuvieron como efecto un abaratamiento del dólar -no es que subió el valor del peso- y eso sólo dura en la medida en que se puede mantener constante ese aumento de la oferta; así es que las subas que se están registrando esta semana tienen que ver con que se terminó ese exceso de oferta generado" con las restricciones.

El analista estimó que "si se mantiene la emisión de pesos, la expectativa para las próximas semanas es que continúe la tendencia alcista" en los mercados paralelos. También dependerá de las negociaciones para la reestructuración de la deuda.

Por su parte, Leonardo Svirsky, analista de Bull Market Brokers, relacionó la suba de los tipos de cambio implícitos también con el fuerte incremento de la emisión monetaria y con la incertidumbre vinculada a las negociaciones con bonistas internacionales.

"Todavía el desconcierto en el mercado por el tema de la reestructuración es grande, aunque sí está claro que se mejorará la oferta", dijo.

Otro de los factores, dijo Svirsky, es la emisión monetaria "abrupta" y a la búsqueda de cobertura por parte de los inversores frente a estas situaciones.

El analista de Bull Market consideró que "no está claro si con el éxito de las negociaciones, estas subas del CCL y MEP puedan revertirse, porque faltan jugadores de peso en el mercado", aunque -aclaró- "podría mejorar a partir de un acuerdo".

Federico Pérez, portfolio Manager de Axis Inversiones, indicó que las "medidas liberaron un stock (de dólares) y eso provocó la baja de las ruedas anteriores, pero agotado ese volumen retomó al alza porque persiste la incertidumbre (por deuda) y el mayor apetito por la dolarización". Además, esa liberación estuvo acompañada como contrapartida de un mayor flujo de inversores extranjeros desarmando sus activos en pesos para comprar dólares.

El analista consideró que "la cotización del CCL en la franja de 118 - 120 pesos es el punto de equilibrio entre demanda y oferta, por ahora".

En relación a las perspectivas a futuro, Pérez recordó que FCI tienen plazo hasta después del 15 de mayo para acomodar sus carteras; mientras que el 22 de mayo vence el plazo de las negociaciones. Esos resultados determinarán el nivel del tipo de cambio y la evolución de los bonos".

Crónica de una suba anunciada

Las nuevas restricciones para hacerse de dólares tanto en el mercado cambiario como en la Bolsa, que comenzaron a regir la semana pasada, habían atenuado los avances de los tipos de cambio implícitos, que solo subieron un 0,6% en ese período y anotaron el viernes último su tercera caída consecutiva, una situación que no se registraba desde fines de marzo.

Los dólares CCL y MEP venían de registrar subas semanales de hasta 9% durante abril debido al renovado apetito por la dolarización en un escenario de mayor preocupación por las implicancias económicas de la acelerada expansión monetaria que debió impulsar el Gobierno para hacer frente a la crisis que genera el coronavirus. De hecho, ese mes subieron más de 30%.

La disparada comenzó a frenarse hace dos semanas, desde que el gobierno nacional comenzó a implementar una serie de medidas para intentar contener ese avance. Las últimas dos semanas, los tipos de cambios implícitos registraron un avance cercano al 2%.

Cabe recordar que la Comisión Nacional de Valores (CNV) dispuso el 23 de abril que los FCI en pesos deberán invertir, al menos, el 75% de su patrimonio en instrumentos financieros y valores negociables emitidos en la Argentina y, exclusivamente, en moneda nacional, a través de la resolución general 836/2020 publicada este miércoles en el Boletín Oficial.

La normativa estableció que al menos el 75% del patrimonio de los FCI debe invertirse en activos autorizados emitidos y negociados en la Argentina, o en los países del Mercosur y en Chile. La medida provocó una caída del $9 en el primer día de vigencia, pero en la rueda de hoy los tipos de cambio implícitos retomaron su tendencia alcista.

Antes de eso, el Banco Central decidió un aumento en la tasa de pases, de 11,4% a 15,2%, para regular la cantidad de pesos en circulación, y dispuso que los "fondos t+0" no tendrán la obligación de contar con encajes.

Mientras que, la Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció nuevos límites a la tenencia de depósitos en moneda extranjera que están en cartera de los Fondos Comunes de Inversión (FCI) abiertos en busca de frenar la demanda del billete verde.

Por último, la semana pasada comenzó a regir la circular A 7001, que establece que una persona que realizó compras por hasta u$s200 en el mercado minorista no podrá realizar operaciones con Contado con Liquidación y dólar Bolsa por los 30 días posteriores a la fecha en que se realizó esa adquisición de divisas.

La circular fija además que en las operaciones de estos tipos de cambio implícitos, las entidades deberán requerir la presentación de una declaración jurada del cliente.

También se estableció que empresas que recibieron ayuda del Gobierno para atravesar la pandemia tendrán que pedir autorizaciones especiales para acceder al dólar.

A la par, se tomaron más medidas para atenuar la demanda sobre el dólar Bolsa: los agentes de Bolsa ya no podrán participar del negocio de compra y venta de divisa en el mercado oficial.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario