Tiempos violentos de mercado: ¿cómo atravesar la volatilidad?

Finanzas

Argentina está atravesando un contexto muy delicado. El peor momento de la era Macri, que se encuentra plagado de volatilidad e incertidumbre. Un Gobierno golpeado por la volatilidad en el tipo de cambio, tasas en el orden del 70% en pesos, una inflación que no cede, y un malestar social que se ve en el día a día.

¿Cuáles son las razones? A ciencia cierta no podemos adjudicarle todo a un solo factor. Sin embargo, los errores económicos propios del oficialismo tienen gran responsabilidad del presente actual. En este sentido, a modo de referencia, el riesgo país se animó a tocar máximos en el Gobierno de Cambiemos, rozando los 1000 puntos básicos –niveles que no se observaban desde agosto de 2014-. En la misma línea, el mercado de CDS argentinos –seguros de default de la deuda argentina- también.

Esta sensación se refleja también en el plano político. El propio Gobierno tomó la decisión de confrontar con Cristina de Kirchner. En otras palabras, subir a CFK al “ring”. La falta de definición de la opositora, en particular sobre su candidatura, contribuye a aumentar la incertidumbre. Esta situación genera pánico entre los inversores, mientras que la imagen de Mauricio Macri se deteriora paulatinamente.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que este contexto recién comienza. Haciendo un breve cronograma, señalamos tres fechas claves. En primer lugar, el cierre de listas de junio. Aquí sabremos quienes son los candidatos. En tanto, las PASO se llevarán en agosto, y por último, las elecciones generales en octubre. Transitar este camino sinuoso, no será gratis. Es lógico que se presenten momentos de angustia, zozobra, corridas en el tipo de cambio y mucha volatilidad.

Dada esta coyuntura difícil, ¿cuál es la mejor forma de atravesar toda esta volatilidad? A partir de aquí, la respuesta depende de cada inversor. Es importante analizar el escenario político y evaluar las posibilidades electorales de cara a octubre según las propias creencias.

Aquel inversor que crea que el populismo volverá al poder de la mano de Cristina, no debería permanecer en activos argentinos. En este caso, se recomienda mantener la posición fuera de Argentina. Si se llega a cumplir este caso, los precios van a sufrir abruptamente. En este punto, la salida de acciones y bonos argentinos, se traduciría en un salto feroz del tipo de cambio.

No obstante, para aquellos inversores que creen que cambiará el humor social y el Gobierno será capaz de revertir este presente, o en su defecto que aparecerá una tercera opción política amigable con el mercado, tiene sentido continuar en activos argentinos.

Nuestra sugerencia, en este caso, es arbitrar entre los mejores créditos argentinos. Destacamos los bonos de la Ciudad de Buenos Aires al 2021 y 2027 (dependiendo la elección de duration de cada cliente). A su vez, también son atractivos los bonos provinciales garantizados por regalías hidrocarburíferas como los de Neuquén o Chubut, o provincias fiscalmente ordenadas como Córdoba. En cuanto a la divisa, se evitaría estar en pesos. En este sentido, habría que limitar las inversiones en divisa local para las necesidades de corto plazo.

Por último, para los inversores que vayan cobrando las rentas de los instrumentos en dólares, una buena alternativa es utilizar FCI que inviertan en activos de primera línea tanto en Latinoamérica y el mundo. Aprovechar las ventajas de la diversificación, es la mejor herramienta para encarar estos meses de incertidumbre local.

(*) Director en Portfolio Personal Inversiones

Dejá tu comentario