El dólar financiero operó con gran volatilidad y cayó tras medidas oficiales

El dólar CCL cedió $2,42 (-0,6%) hasta los $397,17, tras ceder más de $6 en el comienzo del día y luego de repuntar a más de $400, como reacción al anuncio del Ministerio de Economía sobre la venta de bonos en divisas por parte de organismos públicos para calmar la presión sobre la plaza cambiaria. En cambio, el MEP subió hasta los $387,10.

pexels-pixabay-47344.jpg

Además, ante la expectativa global por la decisión de la Reserva Federal sobre las tasas (las subió 25 puntos), el dólar Contado con Liquidación (CCL) -operado con el bono Global 2030- cedió $2,42 (-0,6%) hasta los $397,17, tras ceder más de $6 en el comienzo del día y luego de repuntar a más de $400. Así, el spread con el oficial llegó al 93,3%.

Informate más- Seguí el precio del dólar blue, oficial, CCL y MEP en Argentina

En cambio, el dólar MEP -operado con el bono Global 2030- ascendió $1,12 (+0,3%) a $387,10, tras acercarse a los $381 en el arranque del día y luego de subir hasta los $386. En efecto, la brecha con el oficial se ubicó en el 88,4%.

En el mercado informal, por su parte, el dólar blue retrocedió $3 hasta los $391, tras dispararse $8 el martes, según el relevamiento de Ámbito en cuevas de la city porteña. Durante la jornada llegó a caer hasta los $390.

El martes tras el cierre del mercado, el Ministerio de Economía lanzó un paquete incluye un canje de u$s4.000 millones, en bonos, bajo ley extranjera (globales o GD) que se encuentran en poder de organismos del sector público nacional por títulos en pesos y la incorporación de los bonos en dólares bajo Ley local (bonares o AL) en la operatoria de dólar CCL.

De esta manera, se busca dar mayor profundidad al mercado con el que se opera dólar CCL -que actualmente está habilitado exclusivamente para bonos GD29, GD30, GD35 y el resto de la serie de globales- y, al mismo tiempo, darle instrumentos al Tesoro y al Banco Central para actuar en el mercado de cambios financiero para evitar saltos en la brecha.

El decreto estará acompañado de resoluciones del Banco Central, la Comisión Nacional de Valores y la Superintendencia de Seguros de la Nación para remover las restricciones que tienen algunos inversores institucionales para comprar CCL mediante Bonares.

"Estas medidas aún grises, no tendrían un impacto directo en la cotización de los dólares financieros si no más bien en destruir paridades de los soberanos, tanto en dólares, al no encontrar punta compradora, como en pesos, si el acceso a las licitaciones o Bonares depende de salir de otros títulos. Lo que si está claro es que el programa de recompra de deuda anunciado el 18 de enero de este año con paridades del 37% se corrompe con la decisión de vender la misma deuda a paridades de hasta 25%", analizaron desde Aurum Valores.

Por su parte, Adcap Wise Capital indicó que "el impacto sobre los dólares bursátiles no es muy claro. El Gobierno no va a usar esos bonos para bajar el tipo de cambio porque los Globales se deslistarán, y los Bonares se van a licitar a privados. Tal vez si no logra colocar todos los Bonares en la licitación, intente venderlos contra pesos, haciendo que baje el tipo de cambio si el precio en dólares se mantiene".

Apoyo de banqueros y sociedades de bolsa a las medidad de Economía

El ministro de Economía, Sergio Massa, se reunió este miércoles con banqueros para explicarles detalles de su decisión de obligar a todos los organismos públicos nacionales a canjear sus tenencias de bonos en dólares bajo legislación extranjera por títulos públicos en pesos que emitirá el Tesoro. El encuentro comenzó pasadas las 9 de este martes en el Salón Belgrano del Ministerio de Economía. Massa fue acompañado por los secretarios de Política Económica, Gabriel Rubinstein y de Finanzas, Eduardo Setti; el jefe de gabinete de asesores, Leonardo Madcur; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce y el titular del INDEC, Marco Lavagna, entre otros.

Juan Politi, de Allaria Ledesma sostuvo que "el objetivo es estabilizar la situación financiera. Lo veo positivo", mientras que Sebastián Negri de la oficial Comisión Nacional de Valores (CNV) afirmó que "es una muy buena medida de ordenamiento financiero (...) el sector privado lo tomó muy bien".

El presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, respaldó las medidas que implementará el Ministerio de Economía para darle mayor liquidez a los mercados. "Va a ser positivo. Habrá más oferta que demanda", señaló Gabbi, y aclaró que "los precios de los mercados generan precios por expectativas. Cuando hay una expectativa de un vendedor grande es razonable que se achique la expectativa o trate de pagar menos. Eso se irá regularizando enseguida". Al respecto, descartó una pérdida de valor del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), en función que "siempre fue bien administrado".

Del mismo modo, el presidente de la Caja de Valores, Ernesto Allaria, sostuvo que “la sensación es buena”, y afirmó que “esta medida apunta a contener los tipos de cambios financieros”. “Van a salir al mercado mediante subastas, muy transparente, muy coordinada la oferta y demanda por parte del Estado, coordinado por el Ministerio de Economía”, destacó Allaria. En esta línea, manifestó que “el ministro nos pidió acompañar la medida desde la parte técnica” y anticipó nuevas reuniones en los próximos días. “En los primeros 30 días, los bonos emitidos en el exterior estarían deslistándolos, sacándolos de cotización a los bonos que están en manos del Estado. Nos habló de alrededor de u$s4.000 millones, Pasaría a ser menos deuda para pagar por parte del Estado”, agregó Allaria.

Por su lado, el consultor financiero y socio de Adcap, Javier Timerman, remarcó la concurrencia de representantes del sector bancario a la reunión, y señaló que la medida anunciada “ordena toda la deuda sector público y se empiezan a retirar del mercado globales”. Asimismo, destacó que es una “buena señal en términos de que el Ministerio de Economía consolida todas las tenencias de deuda en dólares del sector público”. “Sacan de circulación globales despejando chances de posible venta en mercado y respetando el espíritu inicial de la recompra”, sostuvo Timerman.

"Hoy (miércoles) comenzamos a darle profundidad al mercado de bonos en dólares ley local, empezando con la compra de tenencias de bonos globales de entes públicos, que permitirán bajar la deuda pública ley extranjera (Globales), en unos 4.000 millones de dólares inicialmente", dijo el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, en su cuenta de Twitter.

Entre los banqueros, participaron los presidentes del Banco Macro, Jorge Brito; del Banco Santander, Alejandro Butti y del Banco Credicoop, Carlos Heller, además de directivos de los bancos Galicia, BBVA y titulares de las cámaras empresarias del sector, junto con directivos de entidades vinculadas a fondos de inversión y seguros.

Bajo este contexto, los bonos soberanos en dólares se derrumbaban hasta un 8,3% (Global 2029), lo que se corroboraba con el riesgo país medido por el banco JP.Morgan que trepaba 4,4%, a 2.447 puntos básicos.

Mientras tanto, los inversores también siguen atentos a las intervenciones del Banco Central, que suma ventas por algo más de 1.100 millones de dólares solamente en el transcurso de marzo, en desmedro de sus reservas.

Por otra parte, se aguarda el aval final del directorio del FMI para liberar 5.300 millones de dólares en base a los objetivos cumplidos por Argentina al cuarto trimestre del 2022, en el marco del acuerdo por 44.000 millones firmado un año atrás por el Gobierno del presidente Alberto Fernández. El FMI dijo el martes que el Gobierno le informó que combinará dos pagos con vencimientos el 21 y 22 de marzo, en un pago que realizará el 31 de marzo por un total de 2.676 millones de dólares.

Dejá tu comentario

Te puede interesar