¿Qué opinan los analistas sobre el crack de los mercados y su impacto en Argentina?

Finanzas

El pánico se apoderó de los inversores y las bolsas se derrumbaron. ¿Qué puede pasar en la Argentina?

Con el mundo bursátil transitando una fuerte turbulencia debido a los efectos en la economía por el brote de coronavirus y el derrumbe del precio del petróleo, los efectos sobre la Argentina no se hicieron esperar, al menos en el sector financiero. En este “lunes negro” en los mercados, la bolsa porteña se derrumbó casi 14%, los bonos sufrieron caídas de dos dígitos, los ADRs se desplomaron hasta 28%, y el riesgo país se disparó a su mayor nivel en 15 años.

Frente a esta compleja coyuntura, Ámbito consultó a varios analistas para recabar opiniones sobre los efectos que tendrá en la Argentina y el mundo el crack que se produjo en los mercados:

Gustavo Neffa, director de Research for Traders: "Ola masiva de futuros defaults a nivel mundial"

Claramente, a todos los efectos locales, se les suman componentes externos donde la bolsa norteamericana bajó 8%, y el precio del petróleo 25%. Todo esto significa una ola masiva de futuros defaults a nivel mundial, donde el “high yield”, es decir, los bonos de alta renta, estarán experimentando serias complicaciones.

Argentina está dentro de ese paquete de alta renta o de valores especulativos, y en donde todo esto ayuda al Gobierno en la estrategia de renegociación con los acreedores porque tira para abajo, a menos de u$s40, el precio promedio de los bonos, y eso serviría para cerrar una negociació,n dada la oferta que ya se debería estar conociendo a la brevedad.

El problema es que estos precios, muchos fondos más que especulativos, fondos buitres, están intentando acercarse al mercado para comprarlos, incluso un poquito más abajo. Pero en la zona de u$s35, te puedo asegurar que va a haber bonos que se van a estar comprando por parte de los buitres, que van a intentar trabar las activaciones de la cláusulas de acción colectiva. Ese es el gran riesgo que veo a corto plazo.

Por un lado, al Gobierno lo beneficia que caigan los precios, por otro lado, lo podría perjudicar muchísimo. Estamos en valores marginalmente peligrosos. El riesgo país en 2800 puntos no es más que un reflejo de todo lo que está pasando, no solo en el mercado local, sino todo lo internacional.

Sergio Morales, de Morales Inversiones: "Hay un brutal sell-off"

Que un par de personas no se pongan de acuerdo en precio del crudo no puede ser considerado un "black swan" (cisne negro). La velocidad de la caída de los mercados denota una previa sobrevaloración de los activos, que encuentra en el "coronavirus" y en el desplome del crudo, el momento perfecto para un brutal sell-off.

En este sentido, y aunque puede demorar, solo me hace pensar en cómo será el rebote cuando pase la tormenta.

Gustavo Ber, titular de la consultora Ber: "Una recesión importante está por delante"

Una jornada nuevamente negra donde ya desde el domingo a la noche se sabía que esto iba a pasar. Particularmente el petróleo derrumbándose y extendiendo está tónica de modo pánico en la cual están operando los mercados envueltos entre el coronavirus, sus implicancias económicas y las respuestas de los bancos centrales y políticas fiscales por parte de los gobiernos.

Bajo este escenario de riesgo, búsqueda de refugio tan abrupta que refleja las tasas del bono a 10 años del Tesoro de EEUU en torno a 0.50 y una fuerte desvalorización y la salida de los capitales de los mercados emergentes, Argentina como no podía ser de otra manera está enfrentando un severo castigo tanto en lo que son las acciones, no sólo los ADR de bancos y energéticas como suele suceder en estos escenarios por su mayor liquidez ante un desarme de carteras del exterior, sino también y especialmente las petroleras, producto del histórico derrumbe que está sufriendo el petróleo, YPF y Tenaris están sufriendo caídas del orden del 20%.

En el orden de los bonos el ‘sell off’ está siendo muy importante producto del escenario internacional, las demoras en términos del cronograma respecto al plan de los acreedores de recibir la oferta esta semana que estaría siendo demorada un par de semanas más, y un contexto internacional en el cual ya quita probablemente para los acreedores la posibilidad de realizar la oferta, está de algún modo mucho más volcados o concentrados en el contexto internacional que es lo que marca la tónica de riesgo.

Por lo cual la salida ha sido muy pronunciada, ha habido caídas muy importantes en los bonos, riesgo país en tono a 2.800 puntos, caídas verticales en la mayoría de los bonos y paridades que ya se ubican en niveles que empiezan a tentar o pueden empezar a tentar a los fondos buitre, lo cual se convierte y abre también un nuevo escenario respecto a los próximos pasos de las autoridades de los acreedores y del FMI desde el punto de vista de que el ingreso de estos participantes complejizaría muchísimo más la operación de canje.

Obviamente esto es un minuto a minuto en medio de una situación histórica que se está viviendo en estas últimas semanas, producto del puntapié que dio el coronavirus y donde ya claramente no estamos en un terreno de corrección sino que ya estamos cerca del 20% de los máximos. Es muy probable que estemos ante un cambio de tendencia del escenario global que se ha complicado y que de alguna manera está anticipando una inversión de la curva, tasas en mínimos históricos y que una recesión importante está por delante.

Juan Ignacio Paolicchi, analista de EcoGo: "No se veía esto desde la última crisis internacional de 2008"

Es un tema el hecho de que nos agarre a mitad de camino de la renegociación semejante riesgo global. No se veía esto desde la última crisis internacional de 2008, en términos de acciones y de lo que cotizaron los bonos libres de riesgo, en mínimos históricos.

Esto puede ser una oportunidad desde el punto de vista de que te baja la tasa libre de riesgo y, con esto, los instrumentos argentinos todavía rinden más, pero lo cierto es que en un contexto de aversión global, al riesgo también le baja el costo de oportunidad de esperar, litigar y obtener un 100% del pago que te correspondía y no aceptar la propuesta que te haga el Ministerio de Economía.

Entonces tenés un trade off ahí, y por supuesto en un contexto en que Argentina no puede afrontar sus vencimientos, semejante salida de capitales emergentes te deja los bonos en paridades de 30 o cuarenta donde los fondos buitre ya empiezan a mirar con cariño los bonos de Argentina otra vez.

Uno hubiese esperado que, dado el tiempo que llevan sabiendo que iban a ser Gobierno, ya tuvieran una propuesta medianamente cerrada. Pero bueno, todavía esperamos.

José Bano, de InvertirOnline.com: "Es un día que va a pasar a la historia tristemente"

Lo que estuvimos viendo es un día que va a pasar a la historia tristemente. Creo que estuvo bien que ayer fuera domingo que ya sabíamos el no acuerdo de la OPEP y demás, me alegro porque nos dio tiempo más o menos a armarnos y los mercados ya fueron reaccionando un poquito. De hecho suele haber exuberancias, si vos te fijas el petróleo, por ejemplo, del máximo de este año que fue el 6 de enero, bajó a la mitad prácticamente, un 46%. Ahora, en el intradiario llegó a tocar el piso de u$s27 y después recuperó hasta u$s34. Es un día complicado porque querés operar como loco y son muchas oportunidades, pero la operatoria va a ser complicada.

Los sistemas de todo el mundo están complicados con este nivel de operatoria. Vimos casos de brockers de Estados Unidos que tuvieron que por un momento bajar la plataforma. Acá me imagino que seguramente pasará, las operaciones van a ir más lentas y demás. Porque cuando tenés semejante nivel de operaciones vos querés operar bastante, pero por otro lado es un poquito más riesgoso si estás especulando, porque por ahí el precio que vos ves en pantalla no es el que terminás pudiendo cerrando la operación,. Por ende, hay que estar atento ya que hay un factor que puede terminar complicando la operatoria.

Yendo a un análisis de lo local, no me imagino un peor momento para salir a negociar la deuda que éste, lamentablemente no nos queda otra porque los plazos y tiempos se nos vienen encima. Una Argentina que no consigue financiación y que solamente puede meter mano en reservas y alguna colocación que 20 mil millones de pesos, es un montón, pero en dólares es muy poquito. Es lo único que puede hacer y se nos viene encima. Tuvimos un enero deficitario por primera vez desde 2007 (déficit primario). Son varias situaciones que hacen que Argentina tenga que salir al mercado ya.

No era casual que en el plan de Guzmán se muestren objetivos tan ambiciosos y que él quiera cerrar para marzo la negociación. Pero la verdad es que en este momento todo el mundo quiere salir del mercado y de los activos más riesgosos. Hoy hay pocos activos más riesgosos en el mundo que los bonos argentinos. Por todo esto, va a ser brava la negociación no sólo por lo que significa sino por este contexto. O sea, ya iba a ser difícil antes, pero ahora no quiero imaginar.

Pablo Castagna, director Wealth Management de Balanz: "Se están complicando los números de las empresas"

El panorama se complicó rápidamente y estamos frente a una sumatoria de factores que están resultando muy preocupantes para los inversores que están tomando decisiones minuto a minuto.

1. Coronavirus: el mundo está muy preocupado por los avances del virus y su efecto económico sobra la economía real, los inversores están mirando cómo se están complicando los números de las empresas y obviamente se van a ver reflejados en los próximos balances, generando ventas masivas en las principales bolsas del mundo.

2. Crisis del petróleo: hay un enfrentamiento entre Arabia Saudita y Rusia, que no logran ponerse de acuerdo en frenar la producción y estabilizar el precio. En consecuencia el precio del barril no para de bajar y los efectos sobre la rentabilidad de las empresas vinculadas al sector preocupa y mucho. En lo local, el proyecto Vaca Muerta quedó envuelto en una gran incertidumbre.

3. Reestructuración de la deuda: uno de los principales drivers que miran los acreedores para sentarse a negociar es la capacidad de pago por parte del país. Con esta crisis en puerta, hay que rever todos los números, por eso la fuerte suba del riesgo país.

Iván Carrino, titular de Iván Carrino y Asociados: "Esto es un cine negro total, y cambia el escenario rotundamente"

Esto es un cine negro total, y cambia el escenario rotundamente. Nadie puede anticipar una epidemia como lo es el coronavirus. Sus efectos económicos son tremendos ya que atacan a la base de la producción. Hay tres recursos básicos para producir que son el capital, el capital humano, y la tierra. Acá tenés el capital humano complicadísimo, ya que la gente no va a trabajar, o suspende viajes. El escenario es muy dramático y la infección crece a pasos tan rápidos que preocupa mucho.

Se toman medidas que se espera que sean transitorias porque en general las curas a estas enfermedades aparecen relativamente rápido. Habrá efectos negativos en la economía por eso se están derrumbando los mercados.

A esta situación se sumó el colapso del petróleo, que en el corto plazo es malo para todo país productor de crudo. Sin embargo, en términos de consumo siempre es un aliento el precio en baja.

Hay que entender por qué cae el petróleo: es por el conflicto entre la OPEP y Rusia, y por el creciente temor al coronavirus. Se espera que la economía vaya a peor y, por lo tanto, que haya menos demanda de petróleo. Por ende, la caída del precio del petróleo responde a unas expectativas muy negativas sobre la economía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario