El petróleo sufrió su primer descenso semanal desde abril (cayó más de 8%)

Finanzas

El barril de petróleo WTI cerró la semana en los u$s36,26 mientas que el Brent de Londres concluyó en los u$s38,73. Los inversores temen por una segunda ola de contagios de Covid-19 que afecte a la demanda.

El petróleo cerró este viernes con pocos cambios y registró su primer descenso semanal desde abril ante el aumento de los nuevos casos de coronavirus en EEUU, avivando los temores de que una segunda ola de Covid-19 afecte la demanda de combustible.

El Brent terminó la jornada con un alza de 18 centavos a u$s38,73 por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) bajó ocho centavos a u$s36,26 por barril.

Luego de seis semanas de ganancias que han elevado los precios desde sus mínimos históricos, el Brent perdió 8,4% en el acumulado de los últimos cinco días y el WTI un 8,3%.

Los miedos de que la pandemia pudiera estar lejos de haber terminado paralizaron el repunte del barril. Cerca de media decena de estados en EEUU registraron un alza en las infecciones.

"No es sorprendente que cuando la aversión al riesgo vuelve al mercado, y eso hace caer los mercados de acciones como ayer (jueves), eso genere también tomas de beneficios sobre el petróleo", destacó Eugen Weinberg, de Commerzbank.

Cabe recordar que Wall Street también tuvo una mala semana y llegó a caer hasta 7% ante las preocupaciones sobre una eventual segunda ola de contagios de coronavirus y perspectivas económicas poco alentadoras de acuerdo a las proyecciones que realizó la Reserva Federal (Fed).

Según el banco central norteamericano, la economía del país mostrara una contracción del 6,5% en 2020, aunque prevé un repunte para 2021, mientras que el desempleo cerrará el año cerca del 10%.

Igualmente, los recortes "históricos" de la OPEP y sus aliados (OPEP+) "siguen vigentes" lo cual debería limitar la caída de precios, estimó Fawad Razaqzada, analista de Forex.com.

Los miembros de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, incluida Rusia, acordaron el sábado prorrogar hasta julio la reducción de la producción que vienen aplicando desde el 1° de mayo.

Con este acuerdo seguirán retirando unos 9,6 millones de barriles diarios de producción en busca de sostener los precios, en caída libre durante la pandemia que redujo drásticamente la movilidad en todo el mundo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario