El petróleo WTI se disparó 20% ante esperanza por más recortes en la producción

Finanzas

El precio del barril de referencia en Estados Unidos cerró en u$s16,50 frente a la expectativa de que las principales naciones productoras aceleren reducción de suministros. Mientras tanto, el petróleo Brent de Londres subió casi 5% a u$s21,33.

Los precios del petróleo subieron este jueves, extendiendo su recuperación luego de que las principales naciones productoras dijeron que acelerarían los recortes de producción planificados para combatir la dramática caída de la demanda debido a la pandemia del coronavirus.

La cotización del barril WTI, de referencia en Estados Unidos, se disparó 20% a u$s16,50 luego de varios días de caída por sobreoferta y saturación de los sitios de almacenamiento.

Paralelamente, en Londres, el barril de Brent del mar del norte para entrega en junio subió 96 centavos, o un 4,7%, a u$s21,33.

El mercado de energía ha tenido una de las semanas más tumultuosas de su historia. El contrato estadounidense próximo a expirar se hundió el lunes hasta precios negativos sin precedentes, llevando a los operadores a pagar a los compradores para que se llevaran el petróleo por la falta de espacio para almacenar más barriles.

En el mismo sentido, en lo que va del año el Brent ha perdido casi dos tercios de su valor.

Las preocupaciones sobre el derrumbe de la demanda causado por las restricciones a los viajes para contener el coronavirus y el reducido espacio para almacenamiento de crudo aún dominan la atmósfera entre los operadores, pero analistas dicen que no esperan otra liquidación tan feroz como la ocurrida el lunes.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y otras naciones productoras, una agrupación conocida como OPEP+, acordaron este mes reducir el bombeo en un récord de 9,7 millones de bpd, alrededor del 10% del suministro mundial, para apoyar los precios, pero éstos siguieron desplomándose.

Los precios también se vieron respaldados por el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que el miércoles ordenó a sus fuerzas navales disparar contra cualquier buque iraní que considere intimidante en el Golfo Pérsico, aunque más tarde añadió que no había cambiado las políticas militares para la zona.

"Esto agudiza las tensiones una vez más entre Estados Unidos e Irán. Sin embargo, en vista del exceso de suministros en el mercado petrolero, es difícil ver que esto ofrezca un apoyo duradero a los precios, a menos que la situación escale", dijo Warren Patterson, jefe analista de materias primas de ING.

Los costos de producción de los grandes exportadores también impulsaron los precios. Kuwait comenzó a reducir sus suministros al mercado internacional antes de que empiece a regir el 1º de mayo el acuerdo de recortes de bombeo pactado entre las naciones de la OPEP y aliados liderados por Rusia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario