7 de septiembre 2023 - 17:39

El S&P Merval sufrió su segunda peor caída del año y acumuló un desplome de 20% en 7 ruedas

El índice líder de BYMA porteño se hundió 6,2% en pesos hasta las 548.015 unidades, para acumular una caída en pesos de 19,8% en las siete sesiones seguidas.

Las acciones vienen sufriendo el contexto electoral. 

Las acciones vienen sufriendo el contexto electoral. 

Depositphotos

La bolsa porteña sufrió este jueves 7 de septiembre su segunda peor caída del año y acumuló un desplome de casi 20% en siete jornadas consecutivas, en medio de un clima de elevada incertudumbre entre los inversores de cara a las próximas elecciones presidenciales. Pero a diferencia de las acciones, los bonos argentinos lograron frenar la racha bajista y en Nueva York rebotaron hasta 2,1% (GD30).

Con la nueva caída de este jueves, el índice S&P Merval borró toda su ganancia en dólares post PASO. Desde el 16 de agosto pasado -cuando comenzó su rally- hasta el 29 de agosto pasado, el panel líder había trepado más de 13% en moneda dura (CCL), hasta tocar los 852 puntos. Pero desde entonces y hasta la actualidad, acumuló un retroceso de casi 13%, medido en dólar CCL, para ubicarse en torno de los 741,87 puntos, el menor nivel en tres meses.

En ese escenario, el índice líder S&P Merval se hundió 6,2% en pesos hasta las 548.015 unidades, para acumular una caída en pesos de 19,8% en las siete sesiones seguidas.

Este indicador anotó hacia final de agosto su nivel máximo histórico intradiario en los 690.781,66 puntos, mes en el que se destacó por una trepada del 43% medido en pesos.

Así, este jueves, las acciones bajaron hasta casi 8% en el panel líder. Los papeles de peor performance fueron Central Puerto (-7,7%); Pampa Energía (-7,2%); y Transener (-7,1%).

Por su parte, los papeles de las empresas argentinas que cotizan en Nueva York cerraron con firmes bajas. Sufrieron pérdidas de hasta casi 5%, como IRSA (-4,9%), Pampa Energía (-4,9%), Central Puerto (+4,7%), Cresud (-4,2%) y Supervielle (-3,9%). En tanto, subieron las acciones de Adecoagro (+1,8%); Bunge (+1,5%); Mercado Libre (+0,7%), Globant (+0,6%) y Corporación América (+0,4%).

La constante demanda de dólares financieros como cobertura, una persistente toma de ganancias en la plaza accionaria y una recuperación de los bonos en Nueva York ante recientes bajas, movilizaron la actividad del mercado.

"El principal índice argentino en dólares no puede frenar su merma. En este sentido, el Merval en dólares se desploma 2,7% siendo mayormente explicado por su valuación en pesos que retrocedió 6,1%", dijeron desde PPI.

"Durante toda la semana los inversores comenzaron a evaluar el precio que estaban pagando por una cobertura en acciones, lo que dió lugar a un sell-off, que redundó en un S&P Merval cayendo", casi un 13% en CCL, comentaron desde IEB.

¿Esto implica que el equity argentino perdió todo atractivo? "No a largo plazo, en el corto y a medida que nos vayamos acercando a las elecciones primarias (y balotaje) probablemente se vayan dando puntos de entrada más interesantes en la medida que la situación macro se pueda deteriorar y el ruido político se incremente. La resiliencia que tenga el mercado de equity argentino quedará condicionada al optimismo con que los inversores compren la idea de una ´Argentina 2025 normalizada´, agregaron desde IEB.

La incertidumbre política arrastra a una economía llena de dudas frente a un alto déficit fiscal, inflación anual de tres dígitos, reservas netas del BCRA en rojo y compleja deuda externa. "Más que motivado por la aceleración de la inflación, entendemos que el Banco Central optaría por una nueva suba de tasas para encarecer el apalancamiento del conjunto de los exportadores y, de esa manera, forzar una aceleración de la liquidación", estimó PPI.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, los bonos argentinos nominados en dólares cerraron con bajas generalizadas en la bolsa porteña, pero rebotaron en Nueva York.

Los que más cayeron en el ámbirto local fueron el Global 2041 (-4%), seguido por el Bonar 2035 (-3,2%), el Bonar 2038 (-2,1%), y el Global 2035 (-1,8%). Por su parte, el Global 2029 sube 1,7% y fue el único que registró un avance.

En Nueva York, sin embargo, los títulos en dólares lograron cortar una seguidilla de ruedas adversas y mostraron buena demanda, cerrando con alzas promedio de 50 centavos (se destacó el Global 2030 que ganó 70 centavos o un 2,1%).

Por ello, el riesgo país cayó un 1,2% y se ubicó en los 2.139 puntos, con una mejora leve, pero aún por encima de los 2.100.

Por su parte, los soberanos dollar linked siguen ofrecidos y cayeron un 0,7% promedio, mientras que los Duales perdieron en promedio un 0,8%, llevándose la peor parte el TDF24 que cedió 1%.

Finalmente, el segmento CER cerró sin una tendencia definida: mientras la Leceres cortas subieron 0,8%, las Leceres largas y los Bonceres terminaron con caídas promedio de 0,3%.

Dejá tu comentario

Te puede interesar