Ventas masivas en Wall Street llevaron al S&P500 a tocar mínimos de 13 meses

Finanzas

El índice S&P 500 cayó por debajo de los 4.000 puntos por primera vez desde el 31 de marzo de 2021, presionado por una caída de las acciones de Apple, al igual que el Nasdaq.

El índice S&P500 se hundió este lunes a su nivel más bajo en 13 meses en Wall Street, debido a ventas masivas impulsadas por temores respecto de una ralentización en el crecimiento económico a nivel mundial. Tal como suele ocurrir en este tipo de situaciones, las acciones tecnológicas fueron las más golpeadas.

Las acciones estadounidenses sufrieron fuertes pérdidas luego de que el rendimiento del bono del Tesoro norteamericano a 10 años alcanzó máximos desde noviembre de 2018, como reflejo de un escenario con perspectivas de mayor endurecimiento de la política monetaria de la Fed, que en lo que va del año ya subió dos veces la tasa de interés de referencia.

En este contexto, el S&P 500 perdió 132,79 puntos, o un 3,2%, a 3.990,55 unidades, mientras que el Nasdaq se desplomó 514,91 puntos, o un 4,2%, a 11.629,75 unidades. Por su parte, el Promedio Industrial Dow Jones cayó 649,52 puntos, o un 2%, a 32.249,85 unidades.

El S&P 500 cayó por debajo de los 4.000 puntos por primera vez desde el 31 de marzo de 2021, presionado por una caída de las acciones de Apple (-3,1%), al igual que el Nasdaq.

Los inversores están preocupados por el grado de agresividad que necesitará la Reserva Federal para domar la inflación. El banco central de EEUU subió la semana pasada las tasas de interés en 50 puntos básicos, algo que no sucedía desde el 2000.

"Los mercados están digiriendo el inicio de la vuelta a un entorno de política monetaria más normal", dijo Kristina Hooper, estratega jefe de mercados globales de Invesco en Nueva York.

"Moverse de forma más agresiva (con las tasas) aumenta el espectro de una recesión, especialmente con todas estas complicaciones: la alta inflación, la invasión rusa de Ucrania, las interrupciones de la cadena de suministro relacionadas con el Covid-19", agregó.

Asimismo, los inversores también están preocupados por una desaceleración económica en China tras el reciente aumento de los casos de coronavirus.

Entre los más afectados por la reciente venta se encuentran los títulos tecnológicos y de crecimiento, cuyas valoraciones dependen en mayor medida de los flujos de caja futuros.

El sector energético también se desplomó ante la caída de los precios del petróleo. Las acciones de Twitter cayeron luego de que Hindenburg Research tomó una posición corta en las acciones de la compañía de redes sociales, diciendo que el acuerdo de u$s44.000 millones para vender la compañía a Elon Musk tiene un riesgo significativo de ser revisado a la baja.

Dejá tu comentario