Negocios

Goodyear se va definitivamente de Venezuela

El fabricante decidió abandonar el país. Sus empleados ya fueron notificados y como parte de su indemnización recibirían 10 neumáticos.

El fabricante de neumáticos Goodyear dijo que detuvo operaciones en Venezuela porque era "imposible" producir en las actuales condiciones económicas y bajo las sanciones impuestas por Estados Unidos.

A primeras horas del lunes, un representante sindical de la empresa, Jorge Rodríguez, dijo que la multinacional había notificado a los empleados del cese definitivo de las actividades.

La medida tomó por sorpresa a unos 400 trabajadores que acudieron a la planta a unos 150 kilómetros de la capital y recibieron un documento que informaba de la paralización y que informaba que se les entregarían unos 10 neumáticos como parte de su compensación por el cierre, agregó Rodríguez.

"Nuestro objetivo había sido mantener las operaciones, pero las condiciones económicas y las sanciones de los Estados Unidos han hecho esto imposible", apuntó la empresa en un correo electrónico.

La salida de Goodyear se produce en un año donde muchas empresas globales han resuelto minimizar al máximo sus operaciones mientras evalúan si abandonan una nación agobiada por la falta de materia prima, la hiperinflación y una larga recesión.

"Un abogado externo de la compañía nos llamó de un número de teléfono fuera del país para informar también del cese de operaciones", comentó el máximo representante sindical de una unidad donde trabajaban unas 1.000 personas en tres turnos.

"La planta está abierta pero todo está desactivado (...) Los únicos que no están son los de la alta gerencia", apuntó.

Otras compañías como Clorox y Kellogg's también decidieron abandonar en los últimos años sus plantas en Venezuela sin aviso previo, acciones que el gobierno socialista tilda de ilegales y por las que procede a tomar las instalaciones para intentar retomar la producción con los trabajadores cesantes.

La carta a nombre de Goodyear de Venezuela que se distribuyó advierte que a partir del cese "nadie está autorizado a producir ninguna de las marcas" de sus neumáticos, que hasta el viernes fabricaban a un ritmo de 1.000 unidades diarias, apenas un 10 por ciento de su capacidad.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario