Edición Impresa

Guerra cautelar: juez platense rechazó eliminación de AFSCA

El juez de La Plata Luis Arias detonó ayer otro frente judicial para Mauricio Macri al entender, vía cautelar, que el DNU por el cual Martín Sabbatella fue removido de la AFSCA es inconstitucional. Ayer el exfuncionario intentó sin éxito regresar a las que fueran sus oficinas. El Gobierno ultima detalles para un nuevo DNU que aborde directamente la ley de medios. Es esta, en realidad, la pelea más decisiva porque se descarta que esa decisión motivará múltiples escaladas en el ámbito de los tribunales.

El magistrado ordenó al Ejecutivo que "se abstenga de suprimir o afectar derechos adquiridos u otorgar nuevos derechos a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca)", a la que vez declaró nulo todo lo actuado a partir del 29 de diciembre.

Además pidió que los interventores no tomen nuevas "medidas administrativas", luego de que el Gobierno decretara ayer la modificación de la ley de medios y la fusión de la Afsca con la Aftic (ver página 9).

Bonaerense

Arias es un juez bonaerense con competencia en lo Contencioso Administrativo, lo cual prácticamente lo habilita a intervenir en un universo infinito de cuestiones. Esa amplitud le trajo dolores de cabeza a Daniel Scioli en la provincia (hizo una investigación paralela sobre los muertos en las inundaciones) y ayer apuntó a Macri, que conoce a este tipo de magistrados porque en la Ciudad también exhiben competencias de amplia gama.

El exministro bonaerense Ricardo Casal solía recordar, en los diversos saraos que organizaba, los llamados que recibía de Arias en los cuales el juez le pedía reuniones para "enseñarle a gobernar". Una personalidad compleja.

Más allá del color, el juez platense no tiene competencia para intervenir en la contienda por la Afsca, pero se ampara en la ley que dice que cuando una cuestión es urgente un magistrado puede emitir una cautelar aunque luego deba tramitarla un colega que sea competente. Este es el caso de Arias, que firmó la medida pero que debió trasladarla a la Justicia federal en lo Contencioso Administrativo de la Capital.

Túnel del tiempo: cuando en 2013 se discutió la reforma judicial, el kirchnerismo intentó prohibir que jueces sin competencia emitan cautelares. La oposición (incluido el macrismo y la UCR) se opusieron de modo enérgico.

La cautelar de Arias debería recaer en el juzgado de Cecilia Gilardi de Negre, que ya rechazó un pedido de Sabbatella (estaba plagado de errores que explican en parte sus constantes tropiezos en la Justicia), pero cuando la actividad judicial se reactive, ya regirá la feria de verano y los jueces que estarán a cargo serán Ernesto Marinelli y Claudia Rodríguez Vidal. Ayer la percepción general de ese fuero señalaba que es casi improbable que el reclamo de Sabbatella prospere.

Abstractas

Como sea, una vez que el Gobierno emita el DNU referido a la ley de medios todas las acciones referidas a la AFSCA quedarán abstractas. Este organismo, como figura administrativa, dejará de existir en el plano de lo judicial. Será preciso, en todo caso, embestir contra la reforma a la ley de medios que se gestará vía DNU.

El inicio de 2016 le depara al Gobierno otros desafíos en materia de ley de medios que van más allá de cualquier innovación técnica. Por ejemplo, la demanda contra el Estado que se encuentran preparando diversas corporaciones que siguieron los plazos de desinversión previstos en la ley y que ahora descubren que todo ese proceso fue en vano porque en realidad la ley cambiará.

Esta suerte de guerra cautelar que ha comenzado promete nuevas emociones. En las últimas horas el procurador del Tesoro Carlos Balbín motorizó la apelación contra la cautelar que dispuso el juez Alejo Ramos Padilla contra el nombramiento por decreto de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz para la Corte Suprema.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario