A partir de mañana, Av. Santa Fe será doble mano

Información General

La avenida porteña Santa Fe será de doble mano desde mañana y contará con un sector exclusivo para colectivos y taxis, luego de 43 años de sentido único de circulación, en el marco del Plan de Movilidad Sustentable dispuesto por el Gobierno porteño, se anunció oficialmente.

El cambio, que comenzará a las 11, contempla la doble mano entre Anchorena y Borges -esta última también cambiará su sentido de circulación entre Santa Fe y Güemes- y la prohibición de estacionar en la 17 cuadras que comprende el trayecto de doble mano, mientras en el resto de la avenida regirán las disposiciones habituales.

Además se establecerán dos carriles preferenciales para transporte público entre República Arabe Siria y Plaza Italia, en el sentido hacia el norte, de lunes a viernes de 8 a 20, según un comunicado del Gobierno porteño y anuncios que difundió durante esta jornada.

Por esos contracarriles circularán las líneas de colectivos 12, 29, 39, 68, 152 y 194 -que provisoriamente lo hacían por Charcas- y se le sumarán las 64, 111, 15, 141, 57 y 36, señala el texto, en tanto los anuncios publicitarios incluyen entre las líneas que cambiarán de recorrido a las 34, 36, 55, 110 y 188.

El comunicado aclara que "por tratarse de una avenida de doble mano, los automóviles particulares no podrán girar a la izquierda" y reitera que éstos dispondrán de "la alternativa Güemes y Lucio N. Mansilla sentido centro".

El nuevo ordenamiento del tránsito comenzó en marzo último, con la inversión del sentido de circulación en Darregueyra y Uriarte, desde Soler a Santa Fe, y la modificación del recorrido de las líneas de colectivo 29, 34, 57, a lo que siguió el cambio de mano de las Güemes y Mansilla.

El Director de Transporte porteño, Guillermo Krantzer, explicó que el objetivo de los cambios dispuestos es "priorizar el transporte público" para lo que se busca que "los colectivos circulen por las avenidas y los automóviles por las calles laterales".

El funcionario indicó que con ello la circulación en dirección al centro en las horas pico, bajará de los 2.500 vehículos que se registran actualmente a 1.900 y que los otros 600 se redistribuirán por las avenidas del Libertador y Las Heras y, el volumen más importante, por Güemes.

Krantzer afirmó que el reordenamiento dispuesto representa "un cambio muy importante para toda la zona de Palermo" y "esencialmente, para los usuarios del transporte público y los vecinos de la calle Aráoz, Charcas y, en especial, los de la calle Güemes, que no van a tener que soportar el paso de un colectivo cada 20 segundos".

Dejá tu comentario