Ciencia: revelan que la exposición al sol genera más hambre a los hombres

Según un estudio, la causa es una hormona que genera la piel y estimula la ingesta de alimentos en los hombres. Además indica que, en las mujeres, la progesterona contrarresta la acción del sol.

La exposición a la luz solar estimula la ingesta de alimentos y el aumento de peso en los hombres debido a una hormona que segrega la piel, según un nuevo estudio.

La exposición a la luz solar estimula la ingesta de alimentos y el aumento de peso en los hombres debido a una hormona que segrega la piel, según un nuevo estudio.

Según un estudio publicado por Nature Metabolism, durante el verano los hombres aumentan su consumo de alimentos. Para arribar a estar conclusiones analizaron los datos de 3.000 personas de Israel durante tres años.

El descubrimiento indica que, debido a una hormona que segrega la piel, la exposición a la luz solar estimula la ingesta de alimentos en los hombres. A la vez, se vio que la reacción no es la misma en las mujeres porque la progesterona contrarresta la acción del sol.

En el estudio publicado en Nature Metabolism, un equipo dirigido por el profesor Carmit Levy, del Departamento de Psicología y Centro de Investigación Cerebral Gonda de la Universidad Bar-Ilan, describe un nuevo mecanismo por el cual la exposición solar induce un comportamiento de búsqueda de alimentos específico por sexo.

Los autores analizaron una encuesta nacional de nutrición que incluyó datos de aproximadamente 3.000 personas y encontraron una interacción significativa entre el sexo y la estación, revelando que los hombres, pero no las mujeres, aumentaron la ingesta de alimentos durante el verano, época en la que la radiación solar está en su apogeo.

playa sol 2.webp

Esta información se confirmó en voluntarios que pasaron un tiempo bajo el sol: los hombres sintieron más hambre con la exposición solar, mientras que las mujeres no. Además, las muestras de sangre de los hombres mostraron aumentos en los niveles circulantes de grelina, una hormona que estimula la ingesta de alimentos y la adiposidad.

El hallazgo fue respaldado por estudios en ratones machos en los que la exposición diaria a los rayos ultravioleta (UVB) durante diez semanas estimuló la liberación de la hormona del hambre. Y también respaldó la idea de que el estrógeno de los ratones hembra interfirió con la liberación de grelina de las células grasas dentro de la piel.

Los autores explican que los estrógenos bloquean la activación de la grelina. Así, las hembras ovariectomizadas, que tienen niveles bajos de estrógeno circulante, exhibieron una mayor ingesta de alimentos cuando se expusieron a los rayos UVB.

Dejá tu comentario

Te puede interesar