Continúa el éxodo hacia los principales centros turísticos

Información General

El "éxodo" hacia la playa siguió hoy a toda marcha, con miles de automovilistas en rutas y autopistas, mientras que los porteños que quieran viajar a la costa atlántica en ómnibus, y que aún no cuenten con pasaje, deberán esperar al menos hasta mediados de la semana próxima, ya que las empresas de transporte agotaron la venta de boletos con destino a los principales balnearios.

Según se informó esta mañana en la terminal de Retiro, los servicios adicionales dispuestos para el fin de semana pasado partieron de esta capital completamente llenos, en tanto que para los próximos días ya fueron vendidos todos los pasajes disponibles.

Asimismo, la demanda de pasajes hacia otros destinos turísticos también es muy alta, pero aún se pueden conseguir algunos lugares.

Al millar de servicios que se prestan habitualmente desde esa terminal, las empresas agregaron en los últimos días unas 250 salidas adicionales, aunque esa oferta extra apenas pudo satisfacer la alta demanda.

Además, muchos veraneantes ya han reservado pasajes para la segunda quincena de enero y la primera de febrero, de acuerdo con lo indicado en la terminal de micros.

En tanto, el tránsito en la ruta 2, que une a esta Capital con la ciudad de Mar del Plata, se mantuvo fluido durante las últimas horas, pese a la alta cantidad de vehículos que se desplazaban hacia ese ciudad veraniega con la llegada a pleno de la temporada turística.

Para facilitar el desplazamiento de los automovilistas, el Ministerio de Seguridad bonaerense restringió con motivo de la fiesta de Año Nuevo el tránsito de camiones de carga de más de siete toneladas en las rutas que conducen a la costa atlántica.

Esta mañana volvieron a registrarse algunos inconvenientes en la zona de la rotonda de Alpargatas, donde se está construyendo un puente para facilitar el cruce de los pobladores de ese sector.

A raíz de esas obras, la calzada está reducida, con lo cual, en los días de gran afluencia en el tránsito, se producen demoras, como ocurrió con gran notoriedad en los días previos a la Navidad y a la llegada del Año Nuevo.

Dejá tu comentario