La Ciudad elaboró un protocolo contra el coronavirus en embarazadas y recién nacidos

Información General

El protocolo para afrontar y prevenir el coronavirus busca dar orientación a los equipos de salud en el marco de la pandemia. Piden que las embarazadas continúen con los controles necesarios.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires elaboró un protocolo específico para afrontar y prevenir el coronavirus en mujeres embarazadas y recién nacidos. El objetivo de éste, el cual está dirigido a los 33 hospitales públicos del territorio porteño y el Centro Asistencial Cecilia Grierson, es dar orientación a los equipos de salud en el marco de la pandemia.

La idea es que todas las maternidades continúen funcionando con normalidad, tomando los recaudos necesarios para el cuidado del equipo de salud en el uso de los elementos de protección”, aclara el subsecretario de Planificación Sanitaria y Gestión en Red de la Ciudad, Daniel Ferrante.

A su vez, apunta que “todos los controles de embarazo se realizan en los centros de Salud con turno previo, y es importante que en este momento, teniendo en cuenta las recomendaciones básicas, las embarazadas continúen en contacto con los profesionales para los diferentes consultas y controles necesarios”.

Protocolo de la Ciudad para mujeres embarazadas y recién nacidos

Embarazadas asintomáticas que vuelven de zonas con transmisión

  • Aislamiento domiciliario durante 14 días.
  • Consulta temprana ante la aparición de síntomas.
  • Posponer los controles obstétricos programados, la realización de ecografías y exámenes de laboratorio de control hasta finalizar el período de aislamiento.

Atención de embarazadas que se consideren caso sospechoso o confirmado

  • Ante la presencia de síntomas de enfermedad se recomienda la comunicación telefónica inmediata con el 107 o dirigirse a la guardia del hospital o maternidad dando aviso de la situación antes de la entrada al centro de salud.
  • Colocarse el barbijo quirúrgico al llegar al servicio de salud.
  • Se internará a toda embarazada con sospecha de Covid 19 en una habitación que cumpla las recomendaciones de bioseguridad, definidas según las sugerencias nacionales.
  • Luego se tomarán muestras para un diagnóstico de laboratorio.
  • La condición de mujer gestante no debe evitar ni retrasar la realización de exámenes radiográficos si estuvieran indicados. Se utilizará protección para disminuir la exposición fetal.
  • Las indicaciones de tratamiento con drogas antiretrovirales son las mismas que para pacientes no embarazadas.
  • En los casos confirmados, se mantendrá a la mujer internada en aislamiento hasta cumplir con los requisitos de alta, definidos en las recomendaciones nacionales (tercer día sin fiebre y 2 pruebas negativas, separadas por 24 horas).

Nacimiento

  • Idealmente se recomienda el parto natural (si no presenta sepsis o síndrome de dificultad respiratorio).
  • La evidencia actual no indica la necesidad de cesárea. Sin embargo, se necesita mayor información para definir la posibilidad de transmisión materno infantil en el momento del parto.
  • En el momento del nacimiento se deben realizar monitoreo fetal intra-parto y monitoreo cardiovascular materno.

Lactancia

  • Se sugiere continuar con la lactancia materna.
  • Tampoco amamantar en forma directa, sino extraer y que la leche sea administrada por otra persona.
  • Extracción de leche materna: se debe proveer bomba de extracción de leche con estricta adherencia a las normas de esterilización. La bomba no podrá ser compartida con otra paciente y la extracción se realizará en la habitación donde se hace el aislamiento.

Atención del recién nacido de madre confirmada con coronavirus

  • Baño/limpieza precoz del recién nacido.
  • Monitoreo respiratorio estricto.
  • Internación por separado de madre y recién nacido.
  • Aislamiento respiratorio y de contacto de la madre hasta que presente dos pruebas negativas, separadas por 24 horas.

Recién nacidos sintomáticos

La información disponible sobre recién nacidos con COVID-19 diagnosticados hasta el momento demuestra que los mismos presentan síntomas leves a moderados de la enfermedad:

  • El recién nacido con síntomas respiratorios debe ser evaluado con o PCR para COVID-19 en muestras de secreciones nasofaríngeas, RX TORAX o Hemograma, Hepatograma, reactantes de fase aguda.
  • La internación del caso sospechoso y confirmado se realizará en aislamiento respiratorio y de contacto estricto.
  • Alta recién nacido: se puede dar egreso con mejoría clínica y dos pruebas negativas tomadas con 24 horas de diferencia.
  • La circulación del recién nacido dentro del ámbito hospitalario debe ser siempre en incubadora de transporte.

Situación actual en maternidades de la Ciudad

Desde el 20 de marzo, día en el que se anunció el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus, hasta la semana pasada, en la Ciudad se realizaron 2.200 partos. El único caso de una mujer embarazada con coronavirus se registró en la Maternidad Sardá.

"El 19 de abril una paciente dio a luz de manera normal, y al día siguiente comenzó con fiebre y dolor al tragar. Por precaución se la trasladó a un aislamiento preventivo y se le realizó un hisopado, como marca el protocolo. Allí se comprobó que tenía coronavirus y se aisló tanto a los pacientes con contacto cercano a ella como también al recién nacido", indica el director del establecimiento, Eduardo Valenti.

Luego, continúa Valenti, se llevó a cabo una "limpieza y desinfección del sector donde estaban internadas originalmente las pacientes que luego fueron aisladas".

Debido a esta situación, se aislaron a 2 médicos y 18 enfermeras/os. La mujer y el recién nacido fueron dados de alta el pasado miércoles 29 de abril.

Evidencia científica a nivel global respecto a embarazadas y recién nacidos

Hasta el momento, la evidencia científica disponible sobre mujeres embarazadas con COVID-19 afectadas en China no ha demostrado transmisión vertical (el hisopado al bebé de la paciente internada en la Maternidad Sardá dio negativo). En un paciente se sospechó, pero no pudo confirmarse. De los nueve pacientes estudiados en China, cinco presentaron prematurez, pero se asoció a otras causas y no al diagnóstico de COVID-19 durante el embarazo. Además, no se ha podido demostrar ni transmisión de SARS-CoV-2 por placenta o leche materna.

En relación a los recién nacidos que enfermaron, todos presentaron enfermedad leve. La casuística en embarazadas publicada es baja, y no parecería haber complicaciones distintas a las complicaciones generales de este grupo poblacional.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario