Un experimento mostró lo rápido que se contagia el coronavirus en una cena de amigos

Información General

Al supuesto "contagiado" le colocaron en las manos pintura fluorescente que solo puede ser vista con una luz especial. Media hora después de iniciada la reunión, se comprobó que todos estaban "infectados".

Un experimento con un grupo de 10 amigos compartiendo una cena demostró la velocidad con la que se puede propagar el Covid-19.

Fue realizado por la cadena japonesa NHK World, junto a un equipo de especialistas, y para el mismo eligieron a uno de los amigos como el supuesto “contagiado”, al que le colocaron una pintura fluorescente en las manos que solo puede ser vista con una luz especial.

Media hora después de iniciada la reunión, se encendió la luz y allí se comprobó que todos estaban “infectados”, con pintura en sus manos e incluso en sus rostros.

Tras analizar los movimientos de los invitados, los especialistas advirtieron que el “virus” se había diseminado a través del recipiente de comida, las pinzas para servir la comida y la manija de la jarra de bebida.

En una segunda instancia, cuando se cambiaron los platos y las pinzas para reducir los riesgos de infección, el área cubierta por la pintura se redujo a un tercio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario