Denuncian rapto de un empresario

Información General

Un empresario de origen chino y con residencia en Chile fue secuestrado en la Ciudad de Buenos Aires, y por su liberación se pidieron 500 mil dólares de rescate, según una denuncia presentada por sus socios e investigada por la Policía.

El presunto secuestro, que se habría producido el pasado fin de semana en la zona de Once, es investigado por personal de la Comisaría 46ª y la División Antisecuestros de la Policía Federal, de acuerdo con lo informado ayer por voceros de la fuerza.

El hecho, aparentemente ocurrido el domingo y que tuvo como víctima al empresario Mathew Lam, de 39 años, fue denunciado por dos de sus socios, ambos de origen taiwanés, quienes aseguraron que recibieron tres llamados extorsivos realizados por el secuestrado.

Lam, un hombre nacido en Hong Kong, con ciudadanía británica, que reside en Chile y se dedica a la importación de productos a ese país, llegó a la Argentina con el fin de visitar a su novia, también de origen chino.

Según sus socios, el domingo pasado y mientras se encontraban en Chile, recibieron una comunicación en la que Lam les decía que fue secuestrado por cuatro o cinco hombres de origen oriental que exigían 100 mil dólares para liberarlo. El relato del secuestrado indicabaque el hecho se produjo cerca de la intersección de Sarmiento y Larrea, en el barrio porteño de Balvanera.

Durante la semana, los empresarios aseguraron que recibieron otros dos llamados en los que la cifra del rescate se elevó gradualmente hasta alcanzar 500 mil dólares.

Ante la grave situación, los dos socios de Lam viajaron a Buenos Aires y se alojaron en un lujoso hotel de la zona de Retiro, según los investigadores del caso.

Por el momento, la Policía concentró sus primeros esfuerzos en esclarecer el hecho a través del análisis de las comunicaciones y de la búsqueda de testigos que hayan presenciado el secuestro. Los investigadores iniciaron las medidas de rigor con el fin de determinar dónde, cuándo y de qué manera se produjo la captura de Lam, de la que por ahora no hay testigos, dijo a un vocero directamente vinculado con la pesquisa.

Además, los investigadores trabajan en el análisis del celular del empresario, ya que, según sus socios, fue el que utilizó para llamarlos a Chile y pedirles el dinero.

En el marco de la causa, la Policía tomó testimonios a la novia de Lam, quien vive en Once y que no estaba aparentemente con el empresario en el momento de su captura.

Dejá tu comentario