Detuvieron al agresor del colectivero de la línea 96 y levantaron el corte en ruta 3

Información General

La línea de colectivos 96, que une la estación porteña de Constitución con varias localidades del conurbano oeste, está paralizada desde las primeras horas de hoy por una huelga en protesta por la grave agresión sufrida por un conductor de parte de un pasajero aparentemente alcoholizado.

La medida también afecta a las líneas 185, 621 y 205, informó una fuente gremial.

"Nuestro compañero recibió varias puñaladas. Su estado es crítico. Hay varios órganos comprometidos", dijo el delegado Ramón Escobar a un canal porteño.

El episodio ocurrió cerca de la pasada medianoche a bordo de un colectivo de la línea 96, conducido por Hernán Lencina. En una parada de la ruta 21, en González Catán, subió un pasajero con indicios de estar alcoholizado, a tal punto que no podía colocar las monedas en la máquina expendedora de boletos.

El conductor indicó al pasajero que se sentara, detuvo el vehículo y se encargó él mismo de sacar el boleto. Luego reanudó el viaje.

Un par de cuadras más adelante, el pasajero en cuestión se acercó al chofer y comenzó aparentemente a golpearlo, según vieron en principio otros pasajeros, pero en realidad lo estaba acuchillando.

Los pasajeros auxiliaron al herido mientras el agresor escapaba. Otro colectivero se sumó a la tarea de asistencia.

Como el herido sangraba mucho, especialmente por una herida en el cuello, y dado que el incidente fue delante de una casa velatoria, pidieron allí usar la ambulancia de la morgue para llevar al conductor a un centro médico.

Lo trasladaron a la cercana Clínica San Mauricio, distante 500 metros, donde fue operado de urgencia.

La novedad causó conmoción entre los trabajadores de la línea y sus asociadas 185, 621 y 205, que inmediatamente paralizaron el servicio pidiendo la captura del autor y en general por más seguridad para trabajar.

Dejá tu comentario