La historia de Dolores Cacuango, la activista homenajeada en el Doodle de Google

Información General

Este lunes hubiese cumplido 139 años la pionera de la lucha por los derechos de los pueblos indígenas de Ecuador. Abogó por causas como la justicia económica y la educación accesible y bilingüe, entre otras.

El Doodle de Google de este lunes celebra a la pionera de los derechos civiles en Ecuador, Dolores Cacuango, quien hoy hubiese cumplido 139 años y pasó décadas luchando ferozmente por los derechos de los pueblos indígenas del país. La activista fue una defensora férrea de la educación accesible y contribuyó al establecimiento de las primeras escuelas bilingües de dicha nación, que practicaban el español y el idioma quichua.

Cacuango nació un 26 de octubre en 1881 en la hacienda Pesillo en el cantón norteño de Cayambe, Ecuador. Como muchos indígenas antes que ella, comenzó a trabajar a una edad temprana y a los 15 años se vio obligada a trasladarse a la capital ecuatoriana de Quito para convertirse en sirvienta. Con una nueva visión del preocupante racismo y la desigualdad de clases que enfrentaba su pueblo, regresó a casa comprometida con la lucha por el cambio.

De nuevo en Pesillo, se convirtió en líder del movimiento contra el sistema de hacienda explotadora y, a través de sus dinámicos discursos, abogó por causas como los derechos territoriales, la justicia económica y la educación para la comunidad indígena.

En 1926, ayudó a liderar a la gente de Cayambe a desafiar la venta de sus tierras comunitarias, dando un fuerte ejemplo para los movimientos futuros. Unas dos décadas más tarde, en 1944, también contribuyó al establecimiento de la innovadora Federación Ecuatoriana de Indios, que unió a los pueblos indígenas en torno a cuestiones económicas y culturales.

Pasó el resto de su vida abogando por los derechos indígenas para las generaciones actuales y futuras. Hoy, el legado de Cacuango se recuerda con una calle que lleva su nombre en el norte de Quito.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario