Crimen de Fernando Báez Sosa: el 19 es la audiencia que define el futuro de los rugbiers

Información General

La fiscalía y la querella expondrán sus argumentos para confirmar o modificar las prisiones preventivas de los detenidos. Los imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa quieren la prisión domiciliaria.

La Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores fijó para el 19 de este mes la audiencia oral para que la defensa, la fiscalía y la querella expongan sus argumentos y luego se defina si se confirman o modifican las prisiones preventivas de los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, informaron fuentes judiciales.

Esas cuestiones se relacionan con la apelación de la prisión preventiva de los jóvenes deportistas, recusación a la fiscal Verónica Zamboni y nulidades. A la audiencia, a celebrarse en Dolores, están convocados todos los imputados por el caso, su abogado Hugo Tomei, el fiscal general y el particular damnificado, y a la misma tendrá acceso la prensa y el público en general, indicaron voceros policiales.

Será la tercera vez que los acusados tendrán oportunidad de explayarse en la causa y las cuestiones en torno a las mismas serán definidas por los jueces Susana Darling Yaltone, Felipe Defelitto y Fernando Sotelo.

Crimen de Fernando- NUEVO VIDEO QUE PRUEBA LA PREMEDITACIÓN de los RUGBIERS - El Noti de la Gente.mp4

La emboscada de los rugbiers para matar a Fernando Báez Sosa

Los detenidos son Máximo Thomsen, de 20 años, Ciro Pertossi, de 19, Luciano Pertossi, de 18, Ayrton Viollaz, de 20, Matías Benicelli, de 20, Lucas Pertossi, de 20, Enzo Comelli, de 19 y Blas Cinalli, de 18.

A los ocho, el juez de garantías de Villa Gesell les dictó la prisión preventiva por "homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas y por haber sido cometido con alevosía".

En tanto, Alejo Milanesi, de 20 años, y Juan Pedro Guarino, de 19, fueron liberados el 10 de febrero pasado al no poder determinarse su participación en la mortal agresión a Báez Sosa, aunque siguen vinculados a la causa.

El 18 de enero a la madrugada, el joven Báez Sosa fue asesinado a puñetazos y patadas en la puerta del boliche Le Brique. Los rugbiers arrestados, todos ellos oriundos de Zárate, permanecían alojados en la Unidad Penal de Dolores en una celda con camas cuchetas y un único baño, separada del resto de la población carcelaria.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario