El hospital de Mercedes amaneció por primera vez sin pacientes con coronavirus en terapia intensiva

Información General

"Si bien permanecemos atentos a lo que pueda suceder con la cepa Delta, hoy fue un día profundamente especial y estamos muy contentos", dijo Pablo Martín Cassiani, director del hospital.

El hospital provincial Blas Dubarry, de la ciudad bonaerense de Mercedes, celebró este jueves no tener ningún paciente de coronavirus en terapia intensiva por primera vez, tras más de un año de “trabajar incansablemente, con un agotamiento extremo”, informaron hoy desde la institución.

El hospital, que durante estos meses brindó atención a la población de Mercedes como a personas de otras localidades, este jueves amaneció por primea vez sin pacientes internados en terapia intensiva por coronavirus y con solo 18 casos positivos en la última semana, frente a los más de 400 que hubo en los peores picos de la pandemia.

“Si bien permanecemos atentos a lo que pueda suceder con la cepa Delta, hoy fue un día profundamente especial y estamos muy contentos”, dijo Pablo Martín Cassiani, director del hospital.

Al igual que en el resto del país y de la Provincia de Buenos Aires, hace aproximadamente 10 semanas consecutivas “venimos con una baja progresiva en la cantidad de casos diarios, lo cual repercute directamente en la internación”, indicó.

Esto responde al “aumento exponencial en la vacunación, que hace ocho semanas dio un salto formidable y desde entonces el descenso de contagios es notable”, aseguró Cassiani.

La actual situación “despierta una mezcla de sentimientos, entre la alegría y la nostalgia, porque las cosas que nos han tocado vivir han sido muy duras, y eso que afortunadamente acá no faltó nunca una cama o respirador”, narró.

Junto al Ministerio de Salud, el hospital aumentó la cantidad de camas en un 400%, al pasar de cinco a 18 desde febrero de 2020, cuando uno de los primeros casos del país dio positivo en la ciudad.

“El sistema nunca colapsó pero estuvimos al límite. Pasamos por un estrés enorme, de estar calculando si llegábamos o no con las camas, perder seres queridos, como cualquier otra persona, o a compañeros del hospital y no poder permitirnos hacer el duelo”, expresó.

El doctor detalló que fueron tres las pérdidas de trabajadores del hospital y que aproximadamente el 25% de la dotación se contagió de coronavirus, número que “frenó drásticamente cuando empezó la vacunación al personal de salud en enero”.

Al respecto, manifestó que fueron “momentos muy dolorosos y tristes, que recién ahora vamos a poder procesar”.

Cassiani destacó la labor de los trabajadores de salud que “sufrieron y lucharon junto a cientos de pacientes, ayudando y salvando a muchos y acompañando en sus últimos momentos a otros” y destacó que, aún con un cansancio extremo, “pusieron alma, corazón y vida para que el sistema no colapse y así fue".

En un posteo en su cuenta de Facebook, el médico resaltó "tantos días de lucha codo a codo y sin descanso", compartiendo una foto tomada por Walter Villas que "refleja claramente lo que fue la primera línea de acción. Hoy estamos en otro escenario”.

A medida que la Provincia de Buenos Aires lleva la vacuna “a cada rincón y a cada brazo de un bonaerense, la perspectiva con el coronavirus es que esto siga así, que la mortalidad tienda a bajar”.

En Mercedes, el 93% de la población mayor de 16 años está vacunada con la primera dosis y el 60% completó ya el esquema.

Por último, el director del hospital aseguró que "aprovechamos estos impasses para hacer las refacciones necesarias para seguir haciendo frente a lo que venga".

Dejá tu comentario