Acusan al príncipe heredero saudí de hackear el celular de Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo

Información General

El teléfono del dueño de Amazon y The Washington Post había sido atacado en mayo de 2018. El análisis forense digital involucra a Mohammed bin Salman.

La embajada saudita en Washington desmintió las reconstrucciones según las cuales una cuenta de Mohammed bin Salman, el príncipe heredero, habría hackeado el teléfono de Jeff Bezos, dueño de Amazon y The Washington Post.

"Los informes recientes de los medios que sugieren que el Reino está detrás de un hackeo del teléfono del Sr. Jeff Bezos son absurdos. Solicitamos una investigación sobre estos reclamos para que podamos tener todos los hechos", asegura un tweet de la embajada.

Saudi Embassy on Twitter

El teléfono celular del multimillonario estadounidense Jeff Bezos, dueño de Amazon, una de las compañías de tecnología más importantes del mundo, y de The Washington Post, uno de los diarios más influyentes de Estados Unidos, fue hackeado en mayo de 2018.

Según las conclusiones del análisis forense digital, que fue publicado por los diarios británicos The Guardian y Financial Times, Bezos habría recibido un video infectado a través de WhastApp desde la cuenta personal del príncipe heredero saudita.

Tras el supuesto hackeo, el celular de la víctima comenzó a compartir enormes cantidades de datos. De este modo, informaciones privadas sobre Bezos fueron filtradas a The National Enquirer, un tabloide estadounidense, que publicó en enero de 2019 que el magnate multimillonario había tenido una relación extramatrimonial cuando todavía estaba casado con MacKenzie Bezos, quien fuera su esposa por más de 25 años.

En febrero de ese mismo año, Bezos acusó a ese medio de "extorsión y chantaje" tras la publicación de mensajes de texto entre él y Lauren Sánchez, ex presentadora de televisión de la cadena Fox, con quien mantuvo la aventura.

Pero la incógnita sobre cómo sus mensajes privados habían podido llegar a The National Enquirer llevó al dueño de Amazon a contratar en marzo del año pasado a Gavin de Becker, un investigador privado. Según Becker, Arabia Saudita estaba detrás del ataque y lo relacionó con la cobertura del Washington Post sobre la muerte de Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul.

Por qué Arabia Saudita

Jamal Khashoggi era un periodista saudí y columnista de opinión de The Washington Post, el diario del que Jeff Bezos es dueño. Fue secuestrado, torturado, asesinado y desmembrado en octubre de 2018 en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía.

El modo en el que el periódico de Bezos cubrió la noticia del asesinato y trató la información fue repudiado de forma masiva por los ciudadanos saudíes quienes sintieron que su país estaba siendo atacado.

Por lo tanto, la teoría establece que el celular del empresario fue hackeado como represalia. Sin embargo, la embajada saudita en Washington lo desmintió.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario