Línea B volvió a circular en todo su recorrido y descarriló tren que iba vacío

Información General

Una formación de la línea B del subte, que iba sin pasajeros, descarriló en la nueva estación Juan Manuel de Rosas debido a una "maniobra incorrecta", según informó la empresa Metrovías.

A raíz del episodio, los metrodelegados volvieron a reclamar al gobierno porteño que se realicen trabajos para mejorar la seguridad del servicio.

La operadora del servicio, Metrovías, informó que " una formación sin pasajeros, que se encontraba fuera de servicio en la cochera Rosas de la línea B, tuvo que ser asistida por personal técnico a raíz de un problema operativo".

"Debido a una maniobra incorrecta se activó el sistema de seguridad operativa y descolocó de su posición habitual la primera rueda de la formación. Este accionar responde a una medida preventiva de protección del sistema ante cualquier eventualidad que pueda afectar la operación en dicha zona de trabajo", explicó la empresa en un comunicado.

El hecho se produjo en un área de la cochera donde se realizan maniobras y de acceso restringido a los pasajeros y "el servicio de la línea B no se vio afectado por lo ocurrido y continúa funcionando entre las estaciones Alem y Juan Manuel de Rosas", indicó Metrovías.

Néstor Segovia, secretario adjunto de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP), confirmó el descarrilamiento a Noticias Argentinas y se quejó de las condiciones de las dos nuevas estaciones de la línea B, Esteban Echeverría y Juan Manuel de Rosas.

"Nosotros aceptamos que íbamos a manejar hasta Rosas, pero insistimos en que el taller y la cochera no están en condiciones de funcionar con normalidad", advirtió Segovia. Afirmó que el accidente de hoy se produjo cuando el tren, que estaba en la cochera, se dirigía hacia el andén de Rosas en dirección a Alem.

"Cuando al instructor que puso Metrovías le mandan el comando de moderna vía para hacer el desvío no se mueve la aguja y entonces (el tren) sigue de largo y descarrilla", dijo Segovia y apuntó que la comunicación por teléfono celular no es eficiente y que debe ser reemplazada por el sistema de handies.

Segovia subrayó la necesidad de que "el Gobierno de la Ciudad se haga cargo" de las obras necesarias para poner en "óptimas condiciones" a las estaciones nuevas.

"Nosotros denunciamos que podía pasar esto. Gracias a Dios que el tren descarrilló sin gente. Pero quedó en evidencia que nuestra denuncia no era política. El apresuramiento del Gobierno (porteño) de inaugurar las dos estaciones por motivos políticos trae esas consecuencias", enfatizó el metrodelegado.

Segovia descartó que a causa de este accidente los metrodelegados vayan a retomar las medidas de fuerza: "Vamos a seguir laburando de la forma en que estamos laburando pero exigiendo que se hagan cargo de lo que falta", insistió.

Dejá tu comentario