Mejoran 18 heridos por grave accidente en centro de esquí

Información General

Villa La Angostura (Télam) - Seis de los dieciocho turistas que fueron hospitalizados el sábado, tras sufrir la caída de la aerosilla Chaltén del cerro Bayo, en Villa La Angostura, fueron dados de alta ayer. El director del hospital de Villa La Angostura, Guillermo Ojeda, dijo que los cinco pacientes que habían sido internados en observación en la localidad ya abandonaron el nosocomio. Se trata de Julián Proto, Mauro Proto, Miguel Proto y Marina Proto, de Buenos Aires, y Carlos Alvear, de Villa La Angostura. Los dos últimos de la familia Proto fueron derivados a Bariloche para practicarles una resonancia magnética, que dio un resultado favorable.

El intendente de Villa La Angostura, Hugo Panessi, informó que todas las personas internadas en el Sanatorio San Carlos permanecen en observación. Son Lucinda (fracturas en las piernas) y Luis Carlos Sanches (fractura en una pierna), y sus hijos Guillermo (fractura de fémur) y Gabriel (traumatismo craneano y lesiones en la cara). Además, Livia y Raquel Von Sucro, con distintos golpes y una de ellas con una fractura en un pie. Entre los heridos, varios de ellos con fracturas, se encontraba un niño de nacionalidad brasileña con traumatismo craneano, que fue derivado a un centro asistencial de Bariloche. La municipalidad local informó que ayer comenzaron a realizarse los peritajes en la aerosilla accidentada. En el operativo intervienen técnicos del gobierno de Neuquén y los responsables de la empresa que hizo el informe en mayo pasado. Mientras tanto, la clausura preventiva del centro de esquí seguirá en pie, pese a que la empresa administradora informó ayer que la montaña sería habilitada hoy.

• Ubicación

El cerro Bayo está ubicado a unos 5 kilómetros de Villa La Angostura y a unos 90 de San Carlos de Bariloche. El lugar, junto con los cerros Chapelco, en San Martín de los Andes, y Catedral en Bariloche, conforma una de las ofertas de esquí más importantes del país. Por lo tanto, se requiere de un exhaustivo análisis de verificación de los procedimientos de seguridad y la determinación de las responsabilidades correspondientes.

El accidente ocurrió el pasado sábado, cuando se desprendió el cable de uno de los once medios de elevación existentes en el lugar y podría haber sido mucho más grave si no fuera porque en ese cerro las aerosillas van a baja altura, a entre 5 y 8 metros del suelo. Juan Pablo Díaz -director de la empresa Cerro Bayo SA, que concesiona el complejo- explicó que el accidente ocurrió en uno de los once medios de elevaciónque se encuentran en el lugar, cuando se desprendió uno de los balancines que sostiene el cable y el mismo se precipitó al vacío. Díaz indicó que en el momento de ingreso de una silla en el sector de la rueda de retorno, se produjo una desviación del balancín de bajada», lo que provocó el « descarrilamiento» del cable que transportaba las sillas. Dijo que, en total, 30 aerosillas se precipitaron a tierra.

Por su parte, el jefe del cuartel de bomberos local,
William Trujillo, señaló que en el lugar cayeron «varias aerosillas», aunque se excusó de dar más detalles, ya que la función de la dotación que comanda, en trabajo conjunto con efectivos policiales y de Gendarmería, fue el rescate de los heridos.

• Internados

Las 18 personas que se encontraban en los medios de elevación fueron derivadas al hospital local, pero sólo la mitad quedó internada.

Al intentar explicar el accidente,
Panessi recalcó que las aerosillas son «nuevas» ya que fueron colocadas hace tres años y admitió que « evidentemente, hubo un desperfecto que no se pudo controlar y se cortó un cable». Además, aseguró que en los sistemas de elevación del centro de esquí «se habían hecho las inspecciones correspondientes antes de la temporada y contaban con las habilitaciones». Panessi indicó que una vez finalizada la emergencia se realizarán los peritajes correspondientes para determinar las verdaderas causas del accidente.

Dejá tu comentario