Ratifican paro bancario para mañana pese a negociaciones

Información General

La Asociación Bancaria que agrupa a los empleados de los bancos públicos -nacionales y provinciales- y privados de la Argentina ratificó ayer el paro de actividades anunciado para mañana jueves pese a que hasta hoy rige la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo que podría ampliarla por cinco días más. Esta medida fue dispuesta en el marco del conflictivo cuadro sindical que -como anticipó este diario-marcará la tónica de las relaciones de los gremialistas con el gobierno alentado por la conformación de las listas de candidatos para las próximas elecciones legislativas y por las disputas de poder económico y gremial entre los principales dirigentes sindicales.

En el caso de La Bancaria -que preside Juan José Zanola-, además de la recomposición salarial se discuten espacios de poder interno. El gremialista no le perdona al oficialismo por apuntalar a sus adversarios internos, fundamentalmente en el Banco Nación, donde su principal opositor es un familiar directo de la presidenta de la entidad, Felisa Miceli. Ayer Zanola dio por fracasadas las negociaciones con las cuatro entidades que representan a los bancos -ABA, ABE, Adeppra y ADEBA-, aunque mañana habrá un nuevo encuentro entre gremialistas y banqueros.

El sindicato calificó de «irrisoria» la oferta empresarial de otorgar un incremento de 120 pesos ya que reclama un aumento salarial de 30 por ciento, el cumplimiento de la jornada legal de trabajo y el pago de adicionales por zona desfavorable en las provincias.


Pero no es el único gremio en conflicto. Los empleados públicos enrolados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) también anuncian medidas de fuerza para este jueves, y son varias las provincias que vienen soportando sus marchas y paros, en muchas de ellas por motivaciones políticas más que gremiales, como el caso de Neuquén. En ella, el gobernador Jorge Sobisch -lanzado a la pelea electoral por 2007- se enfrenta a la conducción local del gremio aliada con partidos de izquierda y organizaciones de Derechos Humanos.

• Proyecto archivado

Pero, paradójicamente, quien es su principal contrincante -Néstor Kirchner- se ve afectado por la huelga de ATE que se integra a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) que lidera Víctor De Gennaro. Fue este gremialista quien, en los albores del actual gobierno, imaginó que sería premiado con la personería gremial y quedarse con una parte importante del movimiento obrero por su apoyo al proyecto de transversalidad kirchnerista que quedó archivado junto con las promesas oficiales.

El lunes, delegados del ministro Carlos Tomada y secretarios generales de los gremios de empleados del Estado inauguraron formalmente ayer «la gran mesa de negociación paritaria» para el sector público.
Pero igual, ATE siguió con asambleas, paros parciales, movilizaciones y toda la liturgia sindicalista.

Ayer hubo paros o conciliaciones en
Capital Federal (se levantó el paro en el Garrahan), en Santa Fe (los empleados públicos aceptaron propuesta del gobierno), en Rosario (paro docente en la Universidad por 72 horas), en Salta (profesionales de la salud comenzaron un paro de 48 horas que se cumplió parcialmente), en Córdoba (personal del servicio de emergencia municipal 107 se encuentra en estado de alerta y movilización), y en Neuquén (profesionales y el personal no médico del sistema público de salud neuquino se movilizaron junto a estatales y docentes, al cumplirse 43 días de paro ininterrumpido). La CTA se plegó con un paro de 24 horas.

Dejá tu comentario