Tensión por toma de rehenes en zona céntrica: 2 detenidos

Información General

Luego de cuatro horas de tensión y espera, los dos delincuentes que tomaron como rehenes a tres empleados de una escribanía de Viamonte y Paraná se entregaron a la Policía tras una extensa negociación.

El episodio comenzó cuando los maleantes ingresaron a un edificio en la zona de Tribunales con el objetivo de robar una escribanía y, al escapar, fueron sorprendidos por personal policial, por lo que se vieron obligados a volver a entrar al edificio ubicado en Viamonte 1472.

El comando radioeléctrico de la fuerza de seguridad dio aviso a los móviles, que en cuestión de minutos cercaron la zona y cerraron el tránsito de cuatro manzanas.

Ambulancias y los grupos especiales GEOF y Halcón llegaron al lugar para montar un operativo, en el que las veredas quedaron desoladas y los bares se convirtieron en bases de operaciones policiales.

Ante la impactante escena, los delincuentes, que dijeron llamarse Laura y Jesús (a emisoras radiales), se mostraron por uno de los balcones de la escribanía apuntando en la cabeza a dos de las rehenes y exigiendo a la Policía un automóvil para poder escapar.

  • Sin salida

    Según el titular de la circunscripción primera de la Policía Federal, Hugo Lompizano, «los familiares los instaron a entregarse», ya que no tenían posibilidad alguna de escapatoriapor ninguna de las salidas, y por tanto, las exigencias de los delincuentes quedaron limitadas a poder comunicarse con su familia.

    Al tiempo que personal de GEOF y Halcón se movilizaba y tomaba lugares estratégicos de la zona para vigilar el inmueble, en la parte interior del edificio se realizaba una extensa negociación, que se vivió con gran tensión.

    Finalmente, el experto del Comité de Crisis de la Federal, ayudado por la madre y la hermanade Laura, logró que los asaltantes depusieran su actitud y se entregaran sin provocar lesiones a ninguno de los rehenes. Sin embargo, una de las mujeres que estuvo durante casi cuatro horas en la escribanía fue trasladada «por precaución» al Hospital Ramos Mejía bajo una crisis de nervios.

    El comisario mayor Gustavo Carca, por su parte, reveló que en el medio de las negociaciones un helicóptero de un medio de comunicación sobrevoló la zona pese a que habían pedido que no lo hiciera, haciendo hincapié en que esa situación «casi pone en peligro la vida de las personas» tomadas como rehenes.

    Los dos detenidos fueron llevados hasta la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal en Villa Lugano para ser interrogados y que un juez decida su suerte.
  • Dejá tu comentario