Cambios en las licencias de conducir: examen en las calles y validez hasta 10 años

Información General

El Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta tomará prueba con autos doble comando en 10 sedes comunales del distrito. Debut, la Comuna 12 comienza este 17 de agosto. 

El Gobierno porteño comienza a implementar cambios en el otorgamiento de las licencias de conducir, que fundamenta en la necesidad de disminuir los accidentes de tránsito.

Las pruebas que se tomarán como parte de los requisitos para obtener el permiso de manejo serán en plena calle a bordo a automóviles con doble comando conectados a un Sistema de Monitoreo en un itinerario de 15 minutos a lo que se sumará el examen teórico y el psicofísico con mayores exigencias que las actuales.

A la vez la Ciudad de Buenos Aires ampliará los plazos de vigencia del registro de acuerdo a las edades de los conductores y al resultado de la evaluación, pudiendo llegar a un máximo de 10 años para personas de 16 a 39 años de edad.

Larreta presentará el nuevo sistema, "con el objetivo de mejorar la seguridad y la convivencia vial".

Las nuevas licencias serán para vehículos de la categoría B1 y la modalidad se implementará de manera escalonada en distintas sedes comunales. Comienza este 17 de agosto en la sede de la Comuna 12, en el barrio porteño de Villa Urquiza, hasta alcanzar las 10 sedes comunales en octubre. Se agregan las dos pistas existentes de avenida Roca y la nueva de Parque Extremo que serán destinadas exclusivamente para habilitar a conductores de motos y vehículos pesados, camiones o colectivos.

licencias-mapa.jpg

Por otra parte, el examen teórico pasará de 30 a 40 preguntas de las cuales se deberá responder correctamente el 85%, no el 75% como actualmente se requiere. También el examen psicofísico será de mayor profundidad. Una vez aprobadas todas las instancias, el vecino podrá retirar la licencia el mismo día en que concurrió a dar las pruebas.

El Gobierno porteño indicó que "la implementación del nuevo examen regirá únicamente para los conductores que soliciten el otorgamiento de la Licencia categoría B1, personas que nunca tuvieron licencia para conducir autos o aquellas que no realizaron el trámite de renovación por un período superior a un año".

"Además, para simplificar el trámite y seguir cuidando el tiempo de los vecinos, vamos a modificar los períodos de validez según la edad de los conductores”, indicó el jefe de gabinete porteño, Felipe Miguel.

Los nuevos períodos de validez de la licencia serán para conductores de 16 a 39 años, por 10 años; de 40 a 49 años, por 6 años; de 50 a 69 años, por 4 años y para personas de 70 años o más, por dos años.

Esta ampliación se determinó "sobre la base de estudios estadísticos que indican que las personas presentan una disminución de sus capacidades de manejo de manera progresiva a partir de los 40 años". Al mismo tiempo se elimina la vigencia de 2 años que se establecía para los conductores principiantes, manteniéndose las restricciones de circulación por arterias con velocidad máxima de hasta 70 km/h los primeros 6 meses y alcohol cero durante 2 años.

La Ciudad se propone sumar la medida a las política que aplica para reducir un 20% las víctimas fatales por siniestros viales para el 2023 y un 50% para el 2030.

“Estamos cambiando de paradigma en el proceso de habilitación de conductores, pasamos de una prueba de manejo a una de conducción, es decir, incorporamos a la evaluación práctica de manejo las reacciones de la persona en un ambiente real y controlado”, detalló Julia Domeniconi, secretaria de Atención Ciudadana y Gestión Comunal.

El examen

Para la prueba práctica en la calle, el conductor que concurre a renovar u obtener su licencia de manejo recorrerá un radio de 200 a 300 metros que estará señalizado y publicado previamente en la web del Gobierno porteño y tendrá una duración estimada de 15 minutos.

Los aspirantes podrán conocer de antemano el tablero del coche al que subirán y todos los detalles de la evaluación y podrán optar el tipo de caja de cambios entre manual y automática, de acuerdo al vehículo con el que hayan practicado o que vayan a conducir una vez obtenida la licencia.

La Ciudad utilizará automóviles doble comando, especialmente adaptados y conectados con un Sistema Integrado de Monitoreo y que cuentan con cámaras internas y externas y un sistema de geolocalización, que se controlará en tiempo real desde un centro operativo. Además, los vehículos llevan sensores telemétricos que informan la velocidad de circulación y datos funcionales como alertas de cinturón de seguridad.

Finalmente se exigirá un test psicológico especialmente diseñado, una evaluación visual, una evaluación médica y otra fonoaudiológica.

Dejá tu comentario