Vaticano seduce fieles con equipo de fútbol

Información General

Milán (ANSA) - «Esto nos preocupa, porque ellos ya tienen santos en el cielo», ironizó ayer el presidente de la Federación Italiana de Fútbol, Antonio Matarrese, sobre el anuncio de que el Vaticano podría crear un gran equipo.

El cardenal Tarcisio Bertone, actual secretario de Estado de la Santa Sede, anunció la creación de un equipo de fútbol con los colores del Vaticano que lleve el Evangelio al mundo del deporte y pueda participar un día en la Liga Italiana.

«No descarto que el Vaticano pueda preparar un equipo de gran nivel que aspire a estar a la altura de Inter, Milan, Roma y otros grandes de la Liga Italiana», afirmó el purpurado, que es un salesiano y fue promovido a su cargo de «número dos» de la jerarquía eclesiástica por el papa Benedicto XVI.

«Recuerdo que en el Mundial 1990, en las distintas selecciones, había 42 internacionales que provenían de los oratorios o centros salesianos de todo el mundo, por lo que se trata de una idea posible», sostuvo Bertone en ocasión de una visita que efectuó a Alassio.

Apasionado del fútbol e hincha de Juventus, Bertone, cuando se desempeñaba como arzobispo de Génova, fue el primer purpurado que participó como comentarista en las transmisiones radiales de dos partidos del campeonato italiano (Genoa-Torino y Sampdoria-Juventus).

Su proyecto a largo plazo es seleccionar promesas futbolísticas del mundo católico en los cinco continentes, pero, en tanto, se ha fijado objetivos menos ambiciosos: la preparación de un equipo con seminaristas y jóvenes sacerdotes de las universidades pontificias que funcionan en Roma.

Para este proyecto el purpurado piensa sobre todo en los brasileños: «Si tomásemos a todos los jóvenes de esa nacionalidad que estudian en dichas universidades podríamos hacer un excelente equipo», subrayó.

El cardenal Bertone definió tiempo atrás al papa Benedicto XVI como «el Beckenbauer de la Iglesia Católica» ya que, en su opinión, «nos da la certeza de la fe y nos lanza hacia adelante con sus pases, a partir de los cardenales, que son sus compañeros de equipo».

Dejá tu comentario