Política

"La Argentina no tiene más flota mercante, no hay ni un buque nacional cruzando los mares"

El secretario general de los Patrones de Cabotaje, Julio González Insfran, aseguró que el país se pierde un negocio de u$s 1.000 millones por no transportar el 10% de la carga de ultramar y el 30% de lo que se mueve por la Hidrovía Paraná-Paraguay.

El secretario general del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, Julio González Insfran, solicitó al Gobierno la reactivación de la industria naval argentina y lamentó la quita del apoyo de Cambiemos a la ley de marina mercante.

En diálogo con ámbito.com, el capitán González Insfran dio detalles de la charla con el senador Miguel Ángel Pichetto en la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina, donde se expusieron los principales problemas y desafíos del sector.

Bajo la conducción de Juan Carlos Schmid, los portuarios y marítimos pronunciaron sus dudas al precandidato a presidente. Pichetto se aceró a la Federación para explicar cuál es su visión de la Argentina, su pensamiento, sus ideas en caso de ganar las elecciones y para explicar por qué aprobó el Presupuesto 2019, describió González Insfran. “Los compañeros le preguntaron si era posible que el país salga de este pozo y él dijo convencido que sí”, subrayó el gremialista.

El senador se mostró a favor de desarrollar una economía productiva, con una visión nacionalista, basada en los excelentes recursos humanos que aportan las universidades, la cultura argentina, la integración territorial y las materias primas. “Para exportar un zapato tenemos que producir el mejor zapato del mundo”, sintetizó.

Por otra parte, Pichetto aseguró que la marina mercante nacional es una de “las palancas del desarrollo”, que no solo genera fuentes de trabajo, sino crecimiento de las economías regionales y la fabricación y explotación de los barcos.

Según datos del sector, la Argentina produce 450 millones de toneladas de carga por año y solo por el puerto de Rosario salen 100 millones y entran 4.400 busques de ultramar. “Ninguno es de fabricación nacional. Si tuviéramos una política que permita que solo el 10% sean de bandera argentina, tendríamos 440 busques de ultramar que en promedio cargan 40.000 toneladas cada uno. Hoy el flete a China vale u$s 47 la tonelada, si se transportan 440 busques son más de u$s 827 millones”, estimó González Insfran.

En el caso del transporte por ríos, por la hidrovía Paraná-Paraguay hoy se despachan unos 21,5 millones de toneladas. Si el 30% de la carga se trasladara en navíos celeste y banco, unas 6 millones de toneladas a u$s 20 la tonelada, serían unos u$s 120 millones por año. “Si el Estado recauda el 10% en impuestos, el ingreso genuino sería de u$s 12 millones”, agregó.

El sindicalista lamentó que la sancionada ley de marina mercante que en un principio recibió el apoyo del Gobierno, una vez que se aprobó en el Senado y luego pasó a Diputados, el Ejecutivo le retiró el respaldo, Mauricio Macri vetó los principales artículos y quedó a la deriva. “Decían que no era conveniente, no querían promoción fiscal para la marina mercante. Hubo un plenario de cuatro comisiones para sacar la ley en Diputados, pero terminaron vetando los proyectos de financiamiento de la industria nacional”, remarcó.

Según el líder del Centro de Patrones, la principal necesidad del sector son los barcos de bandera. “La Argentina no tiene más flota. En la hidrovía Paraná el 98% de la flota es paraguaya y cruzando los mares no tenemos uno solo”, advirtió, y reclamó la generación de una actividad productiva. “Nunca vamos a alcanzar el desarrollo si solo pensamos en la moneda. El único que tiene espalada para lograr es el Estado, el privado si no es negocio no lo va a hacer. Lo que hay que hacer es generar líneas de créditos accesible para que haya inversores y sacar los impuestos de encima para que puede crecer esta industria, como lo hizo con el campo”.

Al ser consultado sobre la opinión de Pichetto sobre esta problemática, el senador lamentó que se haya perdido una oportunidad para generar ingresos genuinos para el Estado nacional. Necesitamos dirigentes y un presidente que lideren el desarrollo de la Argentina industrial, no que maneje la timba financiera. Cada vez estamos más endeudados y vamos caer en otro paga Dios, que no es más que el default”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario