Edición Impresa

Las noticias que no se sintonizan en Córdoba

La pulseada entre Clarín y la Universidad de Córdoba, otro capítulo derivado de la ley de medios

Cualquiera de los 27 millones de argentinos que no viven en el área metropolitana de Buenos Aires sabe que el debate mediático "nacional" suele desatender las realidades que superan las fronteras de la General Paz. Si el tema en cuestión son los propios medios, el rasgo unitario aparece aun más exacerbado.

En los últimos días, recrudeció una pulseada entre un canal de noticias de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el grupo Clarín, que ocupa una posición privilegiada en esa provincia. Del caso se desprenden varias conclusiones sobre el derecho a la información en la Argentina.

El conflicto: Córdoba 24 N (CBA24N) lanzó su transmisión en junio de 2011 y se transformó en el único canal público de noticias y el primero en emitir en ese formato fuera de Buenos Aires. Desde entonces, Cablevisión, la empresa de cable del grupo Clarín, no sube la señal a la grilla, por lo que CBA24N se ve restringido a ser visto a través del sistema estatal Televisión Digital Abierta, de lento avance, o a operadores independientes del sudeste de la provincia.

Amparado por el texto de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que establece la obligación de incorporar a la oferta del cable las señales públicas locales, el canal de la UNC acudió a la Justicia Federal y obtuvo fallo favorable en primera instancia, a cargo de Alejandro Sánchez Freytes, ratificado por la Cámara, que dispuso, en un incidente paralelo, que la inclusión del canal debía ser inmediata, a la espera de la resolución de la apelación de Clarín ante la Corte Suprema. El multimedios pidió la nulidad de la decisión, ya que adujo no haber sido notificado del fallo. Se supone que en estas horas debería haber novedades.

El argumento básico de Clarín es que si suma una señal a la grilla básica de Cablevisión-Córdoba, debe dar de baja otra, ya que el sistema analógico tiene capacidad limitada, y ello obligaría a incumplir contratos. Además, el principal multimedios sostiene que el Estado no tiene la misma exigencia de incorporar señales hacia su principal competidor en TV paga, el servicio satelital DirecTV. (Cablevisión admite tener 3,6 millones de abonados en el país y le atribuye al sistema satelital de AT&T 2,4 millones).

Mientras, la UNC aduce que la ley de medios no admite dudas en cuanto a la obligatoriedad de incorporar ciertos canales (un principio que se aplica, por ejemplo, en EE.UU.) y que, en todo caso, Clarín podría reemplazar alguna de las seis señales propias (sobre 67 de la grilla) que envía desde Buenos Aires. Por su parte, DirecTV dice que le resulta técnicamente imposible incorporar todos los canales locales exigidos, porque su emisión satelital es única para toda una región de Sudamérica, de modo que si tuviera que sumar una señal por cada ciudad a la que llega, debería agregar cientos a su grilla. "Es como todo, una cuestión de costos, pero técnicamente es posible", argumentan desde Clarín.

Las partes: Clarín posee en Córdoba el sistema Cablevisión (350.000 abonados en 39 localidades); los diarios La Voz del Interior y Córdoba Día a Día (primero y segundo en ventas); Radio Mitre Córdoba (AM, segunda en audiencia), FM Mía (segunda en audiencia), Nova Mix FM y FM 100 (repetidora de Buenos Aires); y Canal 12 (lidera la TV abierta junto a Canal 8, de Telefe/Telefónica). Con este panorama, Clarín conforma un multimedios cordobés sin igual, por el que recibió 86 millones de pesos en 2013 como publicidad del Gobierno provincial, según el diputado local juecista Ricardo Fonseca. Aunque el Grupo encuentra competencia en radio y TV abierta, hegemoniza el mercado de diarios de Córdoba capital y domina el servicio de cable (Supercanal es un competidor menor en la capital provincial).

Los Servicios de Radio y Televisión de la UNC comprenden 260 empleados y Radio Universidad (tercera en AM), Nuestra Radio FM, Canal 10 (tercero en TV abierta) y CBA24N. Las autoridades del multimedios universitario son electas por el Rectorado y el financiamiento depende del presupuesto federal. ¿Se trata de un multimedios kirchnerista? Responde Esteban Falcón, presidente del directorio. "En absoluto; obviamente apuntamos a un pluralismo informativo y desde ya que caben las voces oficiales. Si hablamos de pluralismo, por ejemplo, es algo que no veo en TN", sintetizó.

Hasta la gestión de la exrectora y exdiputada kirchnerista Carolina Scotto, los medios de la UNC vendían su programación o reproducían señales de Buenos Aires. Desde entonces, Radio Universidad y Canal 10 ganaron en audiencia y repercusión, al punto de que la vida política de Córdoba marchó en los últimos meses al compás de revelaciones periodísticas que surgieron en estos medios, como el "narcoescándalo" que derivó en el encarcelamiento del jefe policial de Drogas Peligrosas y la rebelión armada de diciembre pasado, y las denuncias de corrupción en la intendencia de la ciudad a cargo del radical Ramón Mestre, que desacomodaron las alianzas en casi todos los frentes políticos.

Falcón agrega que "ni La Voz del Interior, ni Canal 12, ni Radio Mitre han dicho una sola palabra de las decisiones de la Justicia que obligan a Cablevisión a subirnos a la grilla".

El caso de La Voz del Interior, segundo diario en ventas fuera de Buenos Aires (lo supera La Gaceta de Tucumán), merece un párrafo aparte. De los medios de Clarín, ha sido históricamente el de línea editorial menos orgánica. Por ejemplo, el periódico fue un temprano promotor de los juicios por crímenes de lesa humanidad, al tiempo que mantuvo durante un tiempo una redacción con una amplitud ideológica poco frecuente en los grandes medios argentinos.

Con la ruptura de Clarín con el kirchnerismo, el diario perdió diversidad y se encolumnó más con la casa matriz en ciertos temas sensibles. Según Luis Juez, en lo que parece una exageración, el delasotismo logró ganar elecciones gracias a un pacto con La Voz del Interior. "Yo padezco el monopolio", declaró el senador. Aun así, de la lectura del principal diario cordobés no se percibe un apoyo monolítico al Gobierno de José Manuel de la Sota.

De su lado, la relación del multimedios de la UNC con el Gobierno de José Manuel de la Sota había sido tirante hasta comienzos de año. "A partir del profundo cambio de gabinete generado por el problema del narcoescándalo, cambia el manejo del área de comunicación del Gobierno y hemos logrado construir una relación institucional. Estábamos excluidos de la pauta y ahora no", aclara Falcón. Del mismo modo, el Ejecutivo provincial cesó en el intento de derribar, por supuestas razones ambientales, las antenas de TDA, el vehículo alternativo para CBA24N y otras señales.

Otro plano, que ya corresponde a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, es cuál es el criterio por el que se considera "canal de noticias nacional" a las señales que emiten desde Buenos Aires (TN, C5N, CN23, Canal 26, Crónica TV y América 24), y que se tornan obligatorias para todos los operadores del país. Falcón se queja: "Por supuesto no comparto el concepto unitario que considera nacional a canales que se ocupan de un caso de inseguridad en el Gran Buenos Aires e informan el estado del subte". En Córdoba no hay subte ni los cordobeses pueden ver, por ahora, el único canal de noticias de producción local.

@sebalacunza

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora