4 de julio 2023 - 10:36

Bebés prematuros extremos: científicos crearon un prototipo de placenta artificial

El proyecto español pasó a segunda fase en un ensayo con animales y aspira a que de entre 3 y 5 años pueda replicarse en humanos.

Bebé prematuro.

Bebé prematuro.

Un grupo de científicos logró desarrollar con éxito un prototipo de placenta artificial en el que un feto de oveja sobrevivió 12 días en condiciones óptimas. Los investigadores de los hospitales Sant Joan de Déu y el Clinic de Barcelona, en España, están a cargo del proyecto Caixa Research Placenta Artificial, que tiene el objetivo de aumentar la supervivencia en los bebés prematuros extremos, reduciendo las graves secuelas en el feto y el elevado índice de mortalidad que presentan estos casos.

Días atrás, durante en el Congreso Mundial de Medicina Fetal que se realizó en Valencia, el equipo presentó los resultados preliminares de su trabajo. Se trata del primer modelo experimental en un modelo animal y logró pasar a una segunda fase, para aspirar a replicar en humanos dentro de entre 3 y 5 años.

La iniciativa en España está liderada por el doctor Eduard Gratacós, que pertenece al BCNatal, un centro de referencia internacional en medicina fetal, y cuenta con el apoyo de la Fundación "la Caixa".

cientificos.jpg

La vida fetal es una de las fases de mayor riesgo para el ser humano

Cada año, miles de familias se enfrentan al nacimiento bebé prematuro extremo. Este es aquel que se produce a los seis meses o menos de gestación y hace que sea muy difícil su supervivencia y una vida sin secuelas neurológicas.

Antes de los seis meses de embarazo, los pulmones, los intestinos y el cerebro del feto están poco desarrollados y no se encuentran preparados para funcionar de forma correcta.

Un recién nacido prematuro extremo es, en realidad, un feto que debe sobrevivir en un entorno antinatural. Estos bebés tienen menos de mil gramos de peso y precisan soporte respiratorio y de una alimentación por vía intravenosa, para poder mantenerse con vida, pero esto puede provocar complicaciones y tener un impacto en su vida futura. Por esa razón, la placenta artificial puede ser una solución que mejore la calidad de vida de estos neonatos.

La idea que están desarrollando los científicos es que con esta placenta artificial, el feto se encuentre en su entorno natural, pero fuera del útero, sumergido en un líquido con las mismas características que el amniótico y conectado a un sistema extracorpóreo que le permita sobrevivir y desarrollarse como lo haría dentro de su madre.

Dejá tu comentario

Te puede interesar