Ironman, un sueño posible: cuánto tiempo lleva prepararlo

Lifestyle

Se trata de una de las pruebas más exigentes que existen: 3.800 metros de natación, 180 kilómetros en bicicleta y una maratón como frutilla del postre. Ámbito se comunicó con el entrenador Kelo Benvenuto, quien despejó todas las dudas.

Cuando uno ve un Ironman por televisión se le disparan dos pensamientos: el primero, y el que tiene una gran mayoría de los que están frente al dispositivo, es que ese grupo de personas que están compitiendo están totalmente locas. El otro, minoritario pero aventurero y soñador, fantasea con alguna vez en su vida poder completar esos 3.800 metros nadando, 180 kilómetros en bicicleta y otros 42 km corriendo.

Seguramente, unos y otros que dejaron del zapping de lado ante la curiosidad se hagan la misma pregunta: ¿cuánto tiempo hay que dedicarle a la disciplina para llegar a completar uno? Para despejar todas las dudas, Ámbito contactó a Kelo Benvenuto, coordinador y entrenador del grupo Trianorte.

“No es imposible correr un Ironman. Obviamente lo que quiere todo el mundo es llegar al campeonato del mundo que es en Hawaii, aunque eso es un poco más difícil. Pero participar y preparar un Ironman, si uno se lo propone con tiempo, no es imposible”, es la frase alentadora con la cuál Benvenuto cerró la entrevista, pero que sirve para mirar con otros ojos el proceso necesario para llegar al objetivo.

Para llegar a la gran cita, lo más importante es la progresividad en el entrenamiento: “Si nunca corriste un triatlón, lo ideal sería empezar con algo más corto para saber como es y después ir subiendo de distancias hasta llegar al Ironman. Lo más recomendable es hacer uno de distancia olímpica -1.500 metros nadando, 40 kilómetros en bicicleta y otros 10 corriendo-, y luego saltar a un medio, que es exactamente la mitad del full”.

benvenuto
Kelo Benvenuto.

Kelo Benvenuto.

“También es recomendable que la persona haya corrido y sentido en su cuerpo alguna vez en su vida una maratón. Prepararse y ordenar todo con las adaptaciones y cargas correspondientes puede llevar por lo menos un año y medio, así que podríamos decir que al cabo de dos, con esa base que mencioné antes, se podría estar corriendo un Ironman full”, contextualiza el entrenador.

Las horas que hay que dedicarle a la disciplina, o por lo menos lo que se imaginan, es un freno para muchas personas. Es por ello que lo más importante es adecuar la vida al deporte y no al revés: “Si la persona dispone una hora por día, habrá que entrenar una hora por día”.

¿Cuántas horas por semana hay que emplear en el entrenamiento?

En el entrenamiento de natación se tarda 1h 30m en promedio. El de la bicicleta es de 6h 30m, mientras que el running varia mucho, aunque la mayoría le dedica unas 5 horas semanales. Entonces, teniendo esos márgenes, uno se da cuenta que lo que tendría que intentar hacer es trabajar un poquito más horas en la bici que en el resto de las disciplinas”, explica Benvenuto.

Luego, el entrenador recomienda dejar los trabajos de bicicleta para los fines de semana, ya que se trata de tiradas más largas, e intercalar las otras dos disciplinas a la largo de la semana. Con dos días de natación y dos de running, se alcanzaría un promedio neto de entre 5 y 7 horas semanales.

El Ironman sólo se permite con dos modalidades de bicicleta: de ruta o de triatlón. Se puede entrenar con una montainbike, pero no es lo más recomendable al largo plazo. La posición del cuerpo es muy diferente, tiene otra geometría. Si vos haces el cambio el día de la carrera es muy probable que te duela todo y te sientas incómodo", (Kelo Benvenuto entrenador de triatlón)

Sin embargo, otro es el cantar para los que arrancan de cero: “Al principio recomiendo dedicarle más tiempo al agua que al resto de las disciplinas, ya que es la que más cuesta. Lo ideal es nadar dos veces por semana y, si podes entrenar tres días más, alternar una semana pedaleando dos veces y corriendo una, invirtiendo el orden a la siguiente, como para ir buscando un equilibrio entre las tres disciplinas”, recomienda quien corrió el Mundial de Ironman en Hawaii en 2015.

Los avances dentro de la disciplina dependerán de las horas que cada uno pueda dedicarle. Benvenuto asegura que se puede entrenar un triatlón con poco tiempo disponible, pero aclara que la persona que tienen 5 horas semanales tardará más en llegar al objetivo que la que tiene 8, quien podrá palpar antes los frutos del trabajo y sufrirá menos en las competencias.

El salto del running al triatlón

Es muy frecuente que las personas que corren busque nuevos desafíos en el triatlón cuando ya agotaron los que tenían en el running: “Es una buena manera de ponerse nuevos objetivos y metas, pero tienen que entender que lleva mucho más tiempo”.

El entrenador de Trianorte explica que son dos disciplinas muy nuevas y distintas cuya adaptación lleva un tiempo. El agua no es nuestro medio, y para el que nunca nadó arrancar implica aun un esfuerzo mayor que lo que es correr o empezar a pedalear. Tiene que tener paciencia, es algo que lleva tiempo, pero se puede sin importar la edad, es una cuestión más de actitud y ganas.

benvenuto 3
Benvenuto es un experimentado triatleta.

Benvenuto es un experimentado triatleta.

El agua, la disciplina que más cuesta

“En general, para las personas que vienen de cero, siempre lo que más cuesta es el agua. Es el deporte que necesita más técnica, que tiene un componente donde la genética influye demasiado, por el tema de la flotabilidad y la composición corporal. Entonces es el cuco del triatlón”, asegura Benvenuto.

Pese a que sea la disciplina más complicada de las tres, aquellos que le tengan algo de temor pueden encontrar un gran aliado en el traje de neoprene, que puede ser fundamental para perderle el miedo: “Se puede utilizar en algunas carreras, no en todas, y ayuda a la flotabilidad y al deslizamiento. Se convierte en una especia de salvavidas que ayuda al nadador a no hundirse”.

Claramente, hablar de un Ironman es un objetivo que requiere tiempo y compromiso. Sin embargo, con voluntad, paciencia y entrenamiento es conquistable para todos aquellos mortales que se atrevan a encararlo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario