¿Es conveniente bañar a las mascotas cuando hace frío?

Lifestyle

Cuando las bajas temperaturas nos obligan a estar más tiempo en casa, las mascotas casi nunca modifican su rutina. Sin embargo, es común que surja la duda sobre bañarlos. 

La primavera aparece de a ratos, pero el frío vuelve a sorprender sin esperarlo. Y con las bajas temperaturas surge una pregunta: ¿es conveniente bañar a los perros cuando hace tanto frío?

Incluso en invierno, cuando las bajas temperaturas nos obligan a estar más tiempo en casa, las mascotas casi nunca modifican su rutina. Sin embargo, es común que surja la duda sobre qué tan seguro es bañarlos durante esta época del año.

“En realidad, al igual que nosotros, los perros necesitan un mínimo aseo para su higiene y estabilidad, así que la respuesta es que, también como nosotros, necesitan darse un baño aunque haga frío”, explica Melina Wajner, Veterinaria (MN 9218) a cargo del equipo de salud de Puppis, la reconocida cadena de tiendas especializada en productos y servicios para mascota.

Y agrega: “Aunque las temperaturas bajen, es necesario lavar a nuestra mascota con agua calentita y su shampoo preferido, ya que no solo lo mantiene limpio, sino que también lo recubre de algunas enfermedades que pueden generarse a través de la suciedad. Durante los días de frío, a diferencia del verano, donde podemos usar el jardín o patio para bañarlos, aquí debemos cambiar de rutina y hacerlo dentro de la casa”.

Cabe destacar que una buena opción es la peluquería canina donde los profesionales saben cuál es la manera adecuada de bañar y secar a los perritos para dejarlos esponjosos y sedosos. Sin embargo, para quienes elijan realizar esta tarea en el hogar, Wajner aporta una serie de consejos y recomendaciones.

perro.jpg
Avance en la lucha contra el maltrato animal en Jujuy: declaran a las mascotas como

Avance en la lucha contra el maltrato animal en Jujuy: declaran a las mascotas como "seres sintientes"

En principio, sugiere regular la temperatura del ambiente para evitar resfriados y destaca la importancia de secarlos bien y tener designada una toalla adecuada para su pelaje.

Además, es fundamental tener en cuenta la temperatura del agua. Aunque los perritos prefieran agua fría y con barro, en realidad un baño con agua tibia les puede resultar muy relajante y, de hecho, muchas veces hasta los ayuda a descontracturarse.

Por otra parte, la especialista sugiere evitar el baño nocturno. Es recomendable exponerlo al sol siempre después de bañarse y, de no poder hacerlo, un buen secador de pelo ayuda perfectamente.

Ante cualquier duda o información adicional, las familias pueden utilizar el servicio de asesoramiento veterinario previo que ofrece Puppis en todas sus clínicas.

Dejá tu comentario