Economía

Litvin: "Los cambios en Ganancias se pueden hacer por decreto"

El especialista explicó que el mecanismo sería excepcional y que se puede incluir luego en la ley de Presupuesto 2020. Pidió una moratoria para pymes.

El tributarista César Litvin afimó que “de manera excepcional” se puede subir el mínimo no imponible (MNI) del Impuesto a las Ganancias por decreto a condición de luego enviar al Congreso un proyecto de ley (ver página 3). El Gobierno analiza esa medida para anunciar en las próximas horas. El especialista, en tanto, pidió además que se sancione una ley de moratoria fiscal que incluya deudas hasta el 31 de julio.

A continuación, la entrevista que mantuvo con Ámbito Financiero.

Periodista: Varias de las medidas fiscales que analiza aplica el Gobierno, como modificar el mínimo no imponible de Ganancias, ¿tienen que ser aprobadas por el Congreso?

César Litvin: Se puede hacer de manera excepcional mediante un decreto, con el envío de un proyecto de ley posterior, que puede ser el Proyecto de Presupuesto 2020. Pero si se envía un proyecto, el Congreso lo tiene que hacer inmediatamente. El MNI está fijado por ley, y la modificación que debe hacerse es incrementarlo por la diferencia entre el ajuste último que se hizo por el RIPTE y el índice de costo de vida del 2018, que fue superior, más por lo menos, los primeros seis meses del 2019. El aumento tiene que ser mínimamente del 40% (Nota: El MNI de Ganancias es fijado por la evolución de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Registrados -RIPTE- de octubre de cada año. La última suba de ese índice fue del 28% interanual contra el 2017).

P.: ¿Se puede aplicar de inmediato?

C.L.: Se puede aplicar inmediatamente. En el caso de asalariados, por ejemplo si fuera ahora, con las remuneraciones de agosto se aplica el nuevo MNI. Eso genera distintos escenarios. En algunos casos, si pagaron poco impuesto le puede quedar saldo a favor que el empleador tendría que devolver. A ese nivel de clase media, todo lo que no se paga de impuesto va a consumo, y eso genera una mayor actividad en la economía. A lo largo de estos años ha habido modificaciones del MNI a mitad de camino.

P.: Se habla también de una moratoria. ¿Cómo tendría que ser para usted?

C.L.: La moratoria es diferente de un simple plan de facilidades de pago, que es lo que está vigente hoy. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) sólo tiene facultades para otorgar esta clase de beneficios. La gran diferencia es que la moratoria reduce intereses y condona sanciones.

P.: ¿Cuál es la situación de las pymes en este contexto ante el fisco?

C.L.: Habiendo un régimen sancionatorio tan severo, las pymes fueron entrando en mora y no pudieron cumplir. La sanción incrementa exponencialmente la deuda. Por lo cual, el remedio adecuado que hace falta para esta coyuntura económica es una moratoria. No alcanza con un plan de pagos

P.: ¿Qué debería incluir?

C.L.: Debería incluir una condonación de sanciones y todos los tipos de deuda al 31 de julio de este año. Y algo muy importante, las provincias también deberían adherirse para que los impuestos provinciales también puedan ser regularizados.

P.: Algunos empresarios advierten que con la caída de la actividad que se va a profundizar ahora, hay muchas pymes que no van a poder hacer frente a vencimientos que vienen en estos meses.

C.L.: La verdad es que hay un combo que incluye una actividad económica que no repunta como debería, más este nivel elevado de tasas de interés y la escasez de capital de trabajo que tienen las pymes. Todo eso requiere medicar con una moratoria para que puedan seguir y descargar la mochila fiscal.

P.: ¿Ahí se pueden incluir los planes vigentes?

C.L.: Normalmente las moratorias contemplan una reformulación de todos los planes vigentes.

P.: Este es un tema que lanzó la diputada Carrió. ¿Espera usted que lo tome el Gobierno y lo incluya en el paquete de medidas que se están analizado?

C.L.: Como esto lo tiene que aprobar el Congreso, creo que no es necesario pedírselo al Gobierno. Hay que pedirle a los legisladores y que se junten para darle una mano a las pymes en esta mala coyuntura económica y financiera. Se necesita como agua en el desierto. Se está postergando el tratamiento y va empeorando la situación, Creeemos que es el momento oportuna.

P.: Y lo que parece que habría que hacer ahora también sería suspender los embargos.

C.L.: Esa es una facultad discrecional de la AFIP para acelerar o frenar embargos de cuentas de las empresas. Hoy los embargos están generando que las deudas con el fisco de los morosos se conviertan en una bola de nieve.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario