Es ley amplia moratoria y cambios en Ingresos Brutos en Buenos Aires

El Senado aprobó el paquete impositivo enviado por el Gobierno provincial para aliviar, fundamentalmente, al sector de las pymes, y para facilitar las gestiones de monotributistas.

El Senado bonaerense convirtió ayer en ley el nuevo régimen de ingresos brutos y las moratorias que forman parte del Plan Productivo que el gobernador Axel Kicillof giró a la Legislatura con el fin de beneficiar a cerca de 4 millones de contribuyentes, en el marco de la pandemia por covid-19.

Pese a que horas antes de su aprobación había ciertas dudas en cuanto al acompañamiento de la oposición en virtud del nuevo régimen de II.BB. finalmente hubo consenso para sancionar en con fuerza ley una iniciativa que había sido girada desde la Cámara baja con algunas modificaciones propuestas desde la oposición.

De esta manera, los contribuyentes adheridos podrán pagar un monto fijo mensual y quedarán eximidos de la presentación de la declaración jurada, desistiendo de la contratación de un contador público.

Como ya había quedado resuelto tras la media sanción de Diputados, se convalidó que la modalidad que propuso el oficialismo sea de carácter voluntario para aquellos que tributan el importe más alto en los valores de las alícuotas. Así, una vez automatizado los nuevos montos, los contribuyentes tendrán la opción de volver al régimen precedente.

La moratoria ya era tema cerrado. Había salido sin cambios de Diputados y así pasó por la Cámara alta. La iniciativa favorece a aquellos sectores con deudas contraídas durante el 2020 en los tributos provinciales y por infracciones laborales puedan acceder a una regularización de deudas. También estipula beneficios para pymes que obtendrán una refinanciación y bonificación de intereses.

Debate escolar

Para llevar adelante la discusión sobre II.BB., la oposición había puesto como condición política discutir el tema de la semana: la presencialidad escolar. Para avanzar en el tratamiento impositivo, Juntos por el Cambio negoció una iniciativa que viene enganchada a la moratoria para escuelas privadas. Y a su vez un pedido de informes para conocer la evidencia por la cual la Provincia acató la virtualidad en las escuelas, sumado a un proyecto para declarar a la educación como servicio esencial.

Se trató de un debate fuerte que ya se había adelantado desde las redes sociales y con el foco nuevamente puesto en la comparativa entre la apertura de las escuelas en la Ciudad y su contrapartida en la Provincia. “El mayor de todos los fracasos es que un gobernador porteño dicte políticas públicas desde un escritorio en La Plata sin conocer las diferentes realidades de la Provincia”, sostuvo la senadora Felicitas Beccar Varela, de Juntos por el Cambio.

Minutos antes el legislador del FDT, Emmanuel González Santalla, había arremetido contra la oposición. “Está claro que desde que se inició esta pandemia hay una campaña de desgaste del gobierno provincial de un sector de la dirigencia opositora en base a mentiras. No olvidemos que Vidal salió a pedirle a sus dirigentes que salgan a buscar votos cuando Kicillof salió a buscar respiradores”.

Dejá tu comentario