Avión: la hija de Putin tuvo que irse de Ámsterdam

Mundo

La hija del presidente ruso Vladimir Putin, Maria, se vio obligada, según una versión del Daily Mirror, a dejar su lujoso departamento en la periferia de Amsterdam a raíz de las críticas por su presencia en Holanda tras el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines en Ucrania.

Según el periódico británico, Maria Putin, de 29 años, vive en un ático valuado en 2,5 millones de euros, y se habría ido de ahí con su pareja, Jorrit Faasen, de 34 años.

"No la vimos más desde que el avión fue derribado", dijo un vecino al diario. Las críticas hacia la joven se manifestaron sobre todo a través de la red social Twitter, donde muchos pedían que la joven fuera expulsada del país por la responsabilidad que Occidente le atribuye a Rusia en la caída del avión que cubría la ruta Amsterdam-Kuala Lumpur y que cayó en el este de Ucrania.

María Putin también tuvo que salir, siempre según el Daily Mirron, por razones de seguridad, pues, al parecer, varios activistas ucranianos habían publicado su dirección en Internet.

A la polémica se sumó el alcalde de la cercana localidad de Hilversum, Pieter Broertjes, quien había propuesto expulsar a la hija de Putin, aunque luego se retractó y dijo que sus comentarios no habían sido "sensatos".

Dejá tu comentario