Benedicto XVI pidió perdón por los abusos sexuales de la Iglesia en Australia

Mundo

El Papa Benedicto XVI pidió disculpas por abusos sexuales de la Iglesia Católica en Australia, pero grupos que representan a las víctimas dijeron que querían acciones y no palabras.

El Papa, en uno de sus comentarios más explícitos sobre el escándalo de abuso sexual que impactó a la Iglesia Católica en varios países, también dijo que aquellos responsables deberían ser llevados a la justicia.

Es la primera vez en la que el Papa se ha disculpado específicamente por los abusos sexuales del clero y que dice claramente que los abusadores deben ser llevados a la justicia.

"Estoy profundamente apenado por el dolor y el sufrimiento que las víctimas han soportado", dijo el pontífice en una homilía en Sídney.

"Esas fechorías, que constituyen una grave traición a la confianza, merecen una condena inequívoca", afirmó. "Los responsables por estos males deben ser llevados a la justicia", apuntó.

Pero minutos después de sus declaraciones, grupos de víctimas dijeron que ello no era suficiente y realizaron una manifestación, mientras que unos 250.000 peregrinos que celebraban el Día de la Juventud marcharon por un suburbio de Sidney y asistieron a una vigilia con el Papa.

"Las disculpas no son suficientes. Las víctimas quieren acciones, no sólo palabras", dijo el grupo Broken Rites, que ha estado presionando por un sistema abierto y verificable de investigación de los casos de abusos. La organización afirma que la Iglesia Católica en Australia continúan encubriendo los abusos.

"Una disculpa remota no lleva todo peso como una disculpa directa y personal", dijo Antjony Foster, cuyas dos hijas fueron violadas por un sacerdote de Melbourne.

"Esto sólo es una disculpa, sólo son palabras, no compromete recursos de la iglesia para este problema (...) El debe reunirse con las víctimas y con grupos de apoyo a las víctimas para entender lo que necesitan", aseveró Foster.

Dejá tu comentario