"Berlusconi fue hostil con la Argentina"

Mundo

El centroizquierda italiano, que se presenta en esta ocasión bajo el nombre de Unione (ex Olivo) para desbancar a Silvio Berlusconi del gobierno, también tiene candidatos italo-argentinos al Parlamento, ante la posibilidad inédita de que la diáspora consagre diputados y senadores con idénticos derechos que los peninsulares.

En la lista de diputados de América Meridional, distrito que incluye a la Argentina, Unione postula al ex embajador italiano Giovanni Iannuzzi. Este diplomático vive ahora en Villa La Angostura, enseña en la Universidad del Comahue, (patagónico casi como Néstor Kirchner), y representó a su país cuando hubo mayor intercambio comercial.

Ahora vuelve a la política en la lista que intenta llevar al gobierno al ex primer ministro, economista y cellista Romano Prodi (su socio para Senado es el abogado rosarino Darío Ventimiglia, en una lista que combina a argentinos, venezolanos y brasileños). «Represento a un núcleo político que hará más lógica a Italia luego del ciclo Berlusconi -de considerable fracaso económico en relación con otros vecinos europeos-y, fundamentalmente, que entre sus prioridades contempla una relación más abierta e intensa con la Argentina. En los últimos años la relación se desbarrancó hasta la hostilidad por numerosos motivos», argumenta en campaña por Buenos Aires.

Nuestro país, el segundo en el mundo con más residentes italianos detrás de Alemania (hay cerca de 650.000 empadronados), aportaría unos 372.000 electores que sufragarían entre el 22 de marzo y el 6 de abril, de allí la importancia que los candidatos al Senato y a la Camera dei Diputati le otorgan a esta plaza, cuerpos que en los próximos meses deberán elegir al presidente y al primer ministro.

• Preocupado

«A mí me eligió Prodi -explica- porque está preocupado por la indiferencia de Italia hacia América latina y, en particular, por los conflictos con la Argentina (el pico del litigio, como se sabe, es el no arreglo con los 450 mil bonistas de la deuda externa; Ianuzzi proponía aceptar 30 por ciento ofrecido por el gobierno argentino, ya que eso es mejor que nada)».

Iannuzzi alude que
«no ha habido sintonía, más bien enfrentamiento entre Kirchner y Berlusconi, queremos revertir esa tendencia y me propongo como un puente».

«Tengo experiencia (43 años de diplomático) y creo que cierto prestigio para esa misión tanto en Roma como en Buenos Aires»,
argumenta este diplomático, que jura que dividirá su vida entre Villa La Angostura y Roma, lo que no es poco.

A la hora de propuestas concretas, Iannuzzi cita «honrar lo que conseguimos en la reforma constitucional: el voto de los italianos en el exterior. Lucho no sólo por el buen trato con las grandes empresas, para el recupero de las inversiones -es inexplicable- que estemos tan abajo de España cuando somos el doble de fuertes sino también porque no sean marginados los jubilados (75 mil), tampoco las pymes y, si es posible, lograr una suerte de sueldo de solidaridad para los más carenciados».
«Este no es mi pensamiento, sino el de la coalición que preside Prodi.» Así habla Iannuzzi, con fuerte respaldo de trabajadores, como corresponde a su partido, alguien que viene de la nobleza (es duque), «al igual que mi padre, quien fue más aristocrático que yo, pero eso no impidió que apoyara ideas socialistas como legislador desde 1948».

Dejá tu comentario