Chicago: más de 100 detenidos luego de una noche de saqueos y disturbios

Mundo

Durante horas, la policía trató de contener actos de vandalismo en el centro de la ciudad, luego de un tiroteo con un sospechoso de portar un arma.

Un tiroteo entre un sospechoso de portar un arma y la policía desencadenó la madrugada del lunes disturbios y saqueos en el centro de Chicago, ciudad a la que el gobierno de Donald Trump envió semanas atrás fuerzas federales por el aumento de la delincuencia.

El tiroteo, que las autoridades descartaron tuviera un motivo racial, provocó una publicación en las redes sociales horas después instando a los saqueadores a converger en el distrito comercial, dijo el superintendente de policía David Brown, reportó la agencia AP.

Unos 400 oficiales adicionales fueron enviados al centro de Chicago donde se registraron los disturbios y saqueos que duraron horas. La policía realizó más de 100 arrestos y 13 oficiales resultaron heridos, incluido uno que recibió un golpe en la cabeza con una botella.

Embed

La alcaldesa Lori Lightfoot coincidió con la policía en que los incidentes no tuvieron que ver con una protesta. “Esta fue una conducta criminal puramente grave”, dijo. "Esto fue un asalto a nuestra ciudad", afirmó.

Los saqueos volvieron a colocar a Chicago en el centro de atención nacional en Estados Unidos, unas semanas después de que se registrara un aumento en la violencia con armas de fuego. Julio fue el mes con más homicidios en décadas.

Los videos del vandalismo mostraron grandes multitudes de personas abriéndose camino en los negocios y saliendo por las ventanas y puertas rotas cargadas con ropa y otras mercancías.

También circularon imágenes de cajas registradoras esparcidas por las calles del centro de Chicago junto con cajeros automáticos que habían sido arrancados de las paredes o sacados del interior de las empresas.

"Obviamente, esto fue muy orquestado", dijo el reverendo Michael Pfleger, un prominente sacerdote católico y activista en el lado sur de la ciudad, donde se registró el tiroteo que desencadenó en los disturbios.

La policía dijo más tarde que el hombre de 20 años tenía un largo historial criminal, incluidos arrestos por agresión doméstica y poner en peligro a un niño, agregó la agencia AP.

Dejá tu comentario