Pekín le muestra los dientes a un Bolsonaro cada vez más aislado

Mundo

El diputado había dicho que China usará la red de 5G para espiar. El gobierno comunista respondió que Brasil podría sufrir "consecuencias negativas".

Brasilia - China advirtió a Brasil que puede sufrir “consecuencias negativas” al calificar de “infames” las declaraciones del presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, quien acusó de espionaje al gigante asiático mediante la tecnología 5G, la Internet de quinta generación.

Lo hizo en un comunicado divulgado en la noche del martes por la embajada china en Brasilia, en el cual se nota un cambio de tono hacia Eduardo Bolsonaro, un aliado declarado y alineado con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su retórica contra Pekín.

“Creemos que la sociedad brasileña no adhiere ni acepta este tipo de postura. Instamos a estas personalidades a dejar de seguir la retórica de la derecha estadounidense, cesar la desinformación y calumnias contra China y la amistad sino-brasileña y evitar ir demasiado lejos por el camino equivocado”, dice el comunicado.

Agrega que “en caso contrario, van a pagar con consecuencias negativas y cargarán la responsabilidad histórica de perturbar la normalidad de la alianza China-Brasil”.

El Gobierno de Bolsonaro se resiste a revelar si aceptará o no a la empresa china Huawei, instalada en el país desde 1999, en la licitación de Internet de quinta generación 5G prevista para el próximo año.

La declaración de China contra Eduardo Bolsonaro ocurre en medio de presiones por parte de sectores militares del Gobierno para que Brasilia oficialmente acepte la victoria del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, sobre Trump en las elecciones de este mes.

La reacción de China se debió a un mensaje en las redes sociales por parte de Eduardo Bolsonaro, quien dijo que Brasil ha adherido simbólicamente a la iniciativa estadounidense “Clean Network” (Red Limpia) para frenar el avance de Huawei, líder mundial en el dominio de la tecnología 5G.

“El gobierno de Jair Bolsonaro declaró apoyo a la Clean Netword, lanzada por el gobierno de Trump, creando una alianza global para un 5G seguro, sin espionaje de China”, afirmó Eduardo Bolsonaro, que agregó que el Partido Comunista de China “es una entidad agresiva y enemiga de la libertad”.

Después del comunicado de la embajada, Eduardo Bolsonaro borró el mensaje de Twitter.

La embajada dijo que “la declaración del diputado Eduardo Bolsonaro y otras personalidades afectan las relaciones” entre ambos países.

Desde 2009 China es el principal socio comercial de Brasil, desplazando de ese lugar a Estados Unidos.

Es la segunda vez que la embajada reacciona contra el diputado Bolsonaro: este año había vinculado al Gobierno chino con la pandemia de coronavirus.

El embajador chino en Brasilia, Yang Wanming, llegó a decir que el diputado tenía un “virus mental”, una declaración por la cual reaccionó contra China el canciller Ernesto Araújo, quien en sus escritos considera a Trump como el “salvador del planeta”.

La declaración de Eduardo Bolsonaro fue repudiada a nivel interno por el sector de la derecha vinculado al agronegocio, que tiene como principal comprador a China.

“No se le puede dar más alas a este irresponsable, y lo peor es que el padre no le dice nada. Están poniendo en riesgo al país con esta ideología insana sobre el 5G y la vacuna china. Los Bolsonaro van a perder ambas batallas, porque perdieron al instructor de locos llamado Trump. Bolsonaro pierde credibilidad en el mundo día tras día”, dijo Fausto Pinato, presidente del Frente Parlamentario Brasil-China.

Dejá tu comentario