España: el socialismo, en emergencia por el auge de la ultraderecha

Mundo

El joven partido Vox gobernaría Andalucía con el PP y Ciudadanos. ¿Puede repetirse el esquema tras las elecciones nacionales del año próximo?

Madrid - La irrupción de la ultraderecha en un parlamento regional por primera vez desde la muerte de Francisco Franco en 1975 sacudió el escenario político de España.

Primer examen electoral desde la llegada al poder del socialista Pedro Sánchez en junio, las elecciones anticipadas en Andalucía, la región más poblada del país y tradicional feudo socialista, provocaron el domingo “un terremoto” que “cambia el panorama político nacional”, estimó en su editorial el diario El País.

Esto ocurre a las puertas de un 2019 de alto voltaje electoral, con comicios municipales, regionales y europeos el 26 de mayo y unas muy probables legislativas nacionales.

Fundado en 2013, Vox se convirtió el domingo en el primer partido ultraderechista en entrar en un parlamento regional español desde que se restableció la democracia hace más de cuarenta años. Con 12 diputados regionales, Vox tendrá peso en la formación del futuro Gobierno regional. El Partido Popular y Ciudadanos no han excluido una alianza.

“Hemos recibido el mensaje de la ciudadanía”, tuiteó la presidenta regional andaluza Susana Díaz, que difícilmente podrá mantenerse en el cargo. “Ahora toca impedir que el Gobierno de Andalucía dependa de un partido extremista, machista, homófobo y racista”, añadió.

En Polonia para participar en la conferencia sobre el clima COP24, Pedro Sánchez aseguró en Twitter que “los resultados en Andalucía refuerzan nuestro compromiso de defender la Constitución y la democracia frente al miedo”.

“Hemos dejado de ser una excepción en Europa”, donde hubo un avance de partidos de extrema derecha, como en Italia, Francia o Alemania, indicó Fernando Vallespín, profesor de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid.

El fenómeno Vox, que se benefició en Andalucía de la desmovilización de la izquierda tras 36 años en el poder y de la fragmentación de la derecha, se va a amplificar en el escenario nacional. Vox “ha entrado por la puerta grande en España” y “va a empezar a subir rápidamente en las encuestas a nivel nacional”, opinó Pablo Simón de la Universidad Carlos III.

“La Reconquista (la ofensiva sobre los musulmanes entre los siglos VII y XIV) comienza en tierras andaluzas y se extenderá en el resto de España”, tuiteó la formación.

Subestimado en los sondeos en Andalucía, que no les otorgaban más de 5 escaños en el Parlamento regional, encuestas a nivel nacional muestran que Vox podría ganar un escaño en legislativas anticipadas.

El partido “tendrá varios escaños, porque este era un problema de romper el tabú”, estimó Vallespín. Para Pablo Simón, Vox podría conseguir “entre 5 o 6” diputados.

Más allá de sus argumentos populistas, sobre todo su rechazo a la inmigración, el voto a favor de Vox, que promueve la ilegalización de los partidos independentistas catalanes, se nutrió de la tentativa de secesión de Cataluña hace un año. Un tema que también impulsó a Ciudadanos, otro gran vencedor en Andalucía, con 21 escaños.

La crisis catalana “indudablemente tenía que tener un efecto y ha tenido el efecto que muchos temíamos: la revitalización de un nacionalismo español también extremo”, explicó Vallespín.

Al contrario que en otros países europeos, donde el adversario de la ultraderecha “es Europa, los inmigrantes y las propias élites políticas”, en España “el adversario es quien no comparte una determinada idea de España, una idea bastante franquista de una España unitaria”, acotó.

Para el diario El País, los resultados en Andalucía “complican cualquier cálculo nacional de Pedro Sánchez, que tras la debacle socialista aumenta su debilidad”.

El presidente del Gobierno español está “en una situación compleja”, a juicio de Pablo Simón, toda vez que podría plantearse a corto plazo un adelanto de las legislativas para “sacar a los votantes de izquierda a la calle con el miedo a la extrema derecha”. Pero esa estrategia podría ser contraproducente y abrir la puerta a un Gobierno del PP, Ciudadanos y Vox en España, “algo que podría ocurrir también”, advirtió.

Agencia AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario