Grecia y Roma se suman a España y reimponen el uso obligatorio de la mascarilla

Mundo

Europa toma medidas para sobrellevar la temporada festiva en pleno aumento de casos por la variante Ómicron del coronavirus.

Europa reimpone el uso obligatorio de las mascarillas en exterior como una medida preventiva ante las aglomeraciones por las fiestas, en un nuevo intento por frenar el avance de la variante Ómicron del coronavirus.

Grecia anunció el jueves que hará obligatorio el uso de mascarillas en interiores y exteriores para contener la propagación del coronavirus durante las fiestas de navidad y año nuevo.

"Hay más movilidad durante la temporada festiva y se hacen grandes congregaciones en exteriores", declaró a periodistas el ministro de Salud, Thanos Plevris.

La medida entrará en vigor el viernes y seguirá vigente al menos hasta el 2 de enero, dijo Plevris.

Todas las festividades públicas de navidad y año nuevo fueron canceladas, y los visitantes del exterior deben realizar pruebas el segundo y cuarto día después de su llegada, indicó el ministro.

Restricciones adicionales sobre actividades recreativas, deportivas y de trabajo remoto serán anunciadas los próximos días para el período posterior al 3 de enero, agregó.

El uso de barbijo al aire libre también volvió a ser obligatorio desde este jueves en la región italiana de Lacio, que contiene la capital Roma, mientras el Gobierno nacional prepara una nueva serie de medidas para frenar el avance de la variante Ómicron del coronavirus.

Un día después de que Italia registrara el mayor número de casos de coronavirus en más de un año, la región del centro italiano, que incluye además otras localidades turísticas como Ostia y Viterbo, exigirá el uso del barbijo al aire libre hasta el 23 de enero próximo.

En tanto, el premier Mario Draghi encabezará una reunión de Gabinete para definir nuevas medidas a nivel nacional para frenar la propagación del virus, entre las que podrían estar la extensión de la obligación de vacunas a nuevas categorías de trabajadores, según la prensa italiana.

El miércoles, en vista de posibles restricciones, 1.618.576 personas descargaron el denominado "pase verde", que habilita a vacunados y recuperados acceder a actividades como comer en restaurantes y viajar en trenes y aviones de media distancia.

"La llegada de la variante Ómicron abrió una nueva fase en la pandemia. Debemos defender la normalidad alcanzada, y eso significa nada de cierres, presencialidad en la escuelas y una sociabilidad satisfactoria", planteó Draghi en conferencia de prensa.

A dos días de Navidad, la variante Ómicron del coronavirus, altamente contagiosa, se extiende a gran velocidad en Europa, con récords en Reino Unido y España, que recuperó la mascarilla obligatoria en exteriores, aunque estudios apuntan a una menor probabilidad de hospitalización con esta variante.

Después de batir por segundo día consecutivo su récord de nuevos contagios (60.041, casi la mitad por Ómicron), el gobierno español anunció que el jueves impondrá nuevamente el uso obligatorio de mascarilla en exteriores.

También se dispararon los contagios en Reino Unido, con un récord de 106.000 nuevos casos, más de la mitad de ellos por Ómicron. El país, uno de los más castigados, trata de acelerar la vacunación con casi medio millón de dosis de refuerzo diarias.

Además, se multiplican las restricciones: Bélgica anunció el miércoles el cierre de cines y salas de espectáculos y el cierre temprano de bares y restaurantes, mientras que desde el jueves Suecia promoverá el teletrabajo y exigirá pase sanitario en eventos de más de 500 personas.

El mundo ha registrado 5.368.777 millones de muertos de coronavirus desde finales de 2019, según un balance establecido por la AFP a partir de fuentes oficiales este miércoles.

La región Europa es la que más casos registra actualmente, con 2.870.947 en los últimos siete días (60% del total mundial), seguida de la zona Estados Unidos/Canadá (1.108.580 casos, 23%).

Dejá tu comentario