Crece violencia en Gaza: más de 130 muertos en nuevos enfrentamientos

Mundo

Por lo menos 120 palestinos murieron en Gaza solo este domingo, el día más mortífero desde el inicio de la ofensiva israelí, el 8 de julio, que se ha cobrado ya la vida de 460 palestinos, la mayoría de ellos civiles.

"Por lo menos 100 personas murieron este domingo", la mayoría en una ofensiva israelí contra el suburbio de Shalaya (este de Gaza), indicó a la AFP Achraf al-Qudra, portavoz de los servicios de emergencia en Gaza.

Israel anunció que 13 de sus soldados, de la brigada Golani, perecieron en las últimas 24 horas en combates en Gaza, subiendo el balance de militares israelíes muertos a 18.

"Desde ayer por la noche, 13 combatientes de la brigada Golani murieron en combates contra los terroristas de Hamas", indicó el ejército en su cuenta Twitter, en un balance confirmado por una portavoz a la AFP.


El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, viajará este lunes a El Cairo con el fin de apoyar las iniciativas de Egipto encaminadas a lograr un alto el fuego en Gaza entre Israel y Hamás cuanto antes.

Según informó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en un comunicado, EE.UU. y sus socios internacionales están "profundamente preocupados" por el riesgo de que prosiga la escalada de la violencia en la zona y se pierdan "más víctimas inocentes".

"Creemos que debería haber un alto el fuego cuanto antes, uno que restaure el alcanzado en noviembre de 2012", añadió la portavoz, quien aseguró que el jefe de la diplomacia estadounidense "está trabajando en apoyo de la iniciativa de Egipto que persigue ese fin, y viajará a la región en el marco de esos esfuerzos".

• Jornada sangrienta

El ejército israelí lanzó el domingo uno de los bombardeos más mortíferos desde el principio del conflicto contra el barrio de Shajaya, que quedó reducido a escombros entre los que yacían decenas de cadáveres.

Además 250 palestinos resultaron heridos en el mismo barrio, según declaró el responsable de salud de Hamas, Yusef Abu Resh, en una conferencia de prensa en el hospital Shifa de Gaza.

Dijo que si no se evacuaba inmediatamente a los muertos y a los heridos sería una "catástrofe humanitaria".

También ocho personas murieron en un bombardeo contra un edificio de habitación en un céntrico barrio de la ciudad de Gaza, indicó un portavoz de los servicios de emergencia.

La violencia se intensificó el domingo, pese a que el movimiento islamista Hamas e Israel anunciaron haber aceptado una petición del Comité internacional de la Cruz Roja para realizar una tregua humanitaria hasta las 17H30 locales (14H30 GMT).

"Una vez más, Hamas rompe el alto el fuego. Este había sido negociado por el CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja) para una pausa humanitaria. La Tsahal (el ejército) replica en consecuencia", anunció el portavoz del ejército israelí, Peter Nerner, en Twitter.

El objetivo de la tregua era la evacuación de los muertos y heridos de los últimos ataques israelíes.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que llegó el domingo a Doha, llamó a Israel a "hacer mucho más" para proteger a los civiles en Gaza.

El presidente Abas debe reunirse esta noche en Dohya con Jaled Mechaal, jefe en el exilio de Hamas, que controla la Franja de Gaza.

Israel movilizó a 53.200 hombres - de los 65.000 reservistas autorizados por el gobierno - para atacar la Franja, un pequeño territorio de 362 km2 donde viven hacinados 1,8 millones de palestinos.

La destrucción de los túneles, infraestructuras subterráneas, es una de las prioridades de Israel para evitar ataques contra su territorio.

"Hay una amenaza permanente de ver (a combatientes palestinos) salir de un túnel cerca de una localidad israelí y cometer una masacre", subrayó a la AFP el portavoz militar Arye Shalicar.

El brazo armado de Hamas, las Brigadas Ezzedine al Qasam, reivindicó operaciones "tras las líneas enemigas".

Un total de 1.333 proyectiles cayeron en Israel y otros 360 fueron interceptados, según el ejército, que también localizó 13 túneles.

La ONU indicó estar atendiendo a cerca de 63.000 desplazados, un número "superior al del conflicto de 2008-2009", que dejó 1.400 palestinos muertos.

Hamas, que rechazó el martes una propuesta de tregua de El Cairo aceptada por Israel, planteó sus condiciones para un alto el fuego a Egipto, Catar, Turquía, la Liga Árabe y al presidente Abas.

Estas condiciones son, entre otras, "el fin de la agresión al pueblo palestino", el levantamiento del bloqueo israelí del territorio, la apertura del paso fronterizo de Rafah con Egipto y la liberación de prisioneros.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu estimó el domingo que el apoyo de la comunidad internacional a la operación militar de su ejército en Gaza era "muy fuerte", en una rueda de prensa.

"Estamos llevando a cabo una operación compleja, intensa y de profundidad dentro de la Franja de Gaza, que es apoyada por el mundo. El sostén es muy fuerte en el seno de la comunidad internacional", declaró el primer ministro israelí, al tiempo que se celebran manifestaciones en varias ciudades del mundo contra la ofensiva.

Unas 3.000 personas manifestaron sin incidentes el domingo en Amsterdam en apoyo a los palestinos, exigiendo el fin de la sangrienta ofensiva israelí contra Gaza.

Varios miles de personas manifestaron también este domingo en Rabat, en Marruecos, para reiterar su "solidaridad con la población palestina" y "denunciar" la ofensiva israelí en Gaza, constataron periodistas de la AFP.

Después de las fuertes manifestaciones del sábado en Francia, este domingo una manifestation propalestina prohibida en el suburbio de Sarcelles por las autoridades francesas terminó con degradaciones, vidrios rotos, pero la tensión seguía fuerte el domingo y la policía bloqueó el acceso a la sinagoga de esta localidad.

Dejá tu comentario