La UE expresó su preocupación por la situación en Cuba y la isla denunció "represión" en Europa

Mundo

"Las manifestaciones reflejan los legítimos reproches de la población por la falta de alimentos, medicinas, agua y energía", expresó Josep Borrell.

La Unión Europea (UE) expresó hoy, a través de su alto representante Unión para la Política Exterior, Josep Borrell, su preocupación por la situación de Cuba a partir de las protestas contra el Gobierno del 11 de este mes, cuestionó "la represión" a esas manifestaciones y reclamó la liberación de los detenidos, pronunciamiento que la isla rechazó tajantemente.

"Estamos siguiendo muy de cerca los acontecimientos en Cuba. Las manifestaciones reflejan los legítimos reproches de la población por la falta de alimentos, medicinas, agua y energía, así como la libertad de expresión y la libertad de prensa", afirmó Borrell, para quien esas cuestiones y la pandemia de Covid-19 "aumentaron la demanda de derechos civiles y políticos, y de democracia".

El comunicado del bloque advierte sobre "la represión de estas protestas, la detención de manifestantes y periodistas, especialmente tras las manifestaciones del 11 de julio en todo el país, con la participación de miles de ciudadanos cubanos".

Borrell también manifestó el apoyo de la UE al "derecho de todos los cubanos a expresar pacíficamente sus opiniones, plantear sus pedidos de cambios y reunirse para expresar sus opiniones, incluso en la web", reportó la agencia ANSA.

Las manifestaciones del 11 de julio se dieron en medio de una severa crisis económica y sanitaria, con una fuerte suba de casos de coronavirus y escasez de alimentos y otros artículos, situación agravada porque la pandemia produjo una caída absoluta del turismo en la isla, recurso clave para las finanzas del Estado.

Borrell pidió a la administración de Miguel Díaz-Canel que "respete los derechos humanos y las libertades otorgadas en las convenciones universales de derechos humanos", y la exhortó a "liberar a todos los manifestantes detenidos arbitrariamente, escuchar las voces de sus ciudadanos y comprometerse en un diálogo sobre sus quejas".

Apenas un rato después de que se conociera el pronunciamiento en nombre de los 27 países del bloque, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, rechazó "enérgicamente" la declaración de Borrell.

Para Rodríguez, la declaración de Borrell "no se atreve a mencionar por su nombre el genocida bloqueo de EEUU que viola la soberanía europea y le impone sus leyes y cortes".

"Sobre Cuba, miente y manipula. Podría ocuparse de brutal represión policial en UE", escribió Rodríguez en su cuenta de la red Twitter.

Aunque no existe certeza sobre el número de detenidos en las protestas, grupos opositores lo calculan en cerca de 600, y el mismo Rodríguez afirmó esta semana que la mayoría de ellos ya habían sido liberados a través del pago de multas o "medidas cautelares domiciliarias".

Para el Gobierno de la isla, las protestas del segundo domingo del mes no fueron un estallido social, sino otro de los intentos de "golpe blando" contra el sistema político nacional, impulsado desde Estados Unidos.

Temas

Dejá tu comentario