Presionado, Trump desiste de su plan de bombardear tesoros culturales de Irán

Mundo

Con desgano, el presidente de Estados Unidos dijo que respetará el derecho internacional en caso de una guerra.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retiró su amenaza de bombardear los tesoros culturales de Irán durante una eventual guerra bilateral.

Ante las fuertes críticas internacionales de que tales ataques serían considerados un crimen de guerra, el mandatario republicano dijo que estaba "de acuerdo" con el cumplimiento del derecho internacional. Sin embargo, repitió una queja que había expresado previamente de que consideraba que esa restricción era injusta.

UNESCO on Twitter

"Piénselo: matan a nuestra gente, hacen explotar a nuestra gente y luego tenemos que ser muy gentiles con sus instituciones culturales. Pero estoy de acuerdo con eso", dijo Trump a los periodistas.

"Saben qué, si esa es la ley, me gusta obedecer la ley", subrayó.

Pero de todas formas, emitió una advertencia de que si Irán "hace algo que no debería estar haciendo, sufrirá las consecuencias y con mucha fuerza".

Previamente, Trump provocó una ola de críticas desde su país, el gobierno iraní y la UNESCO, agencia cultural de la ONU, al decir que no necesitaba cumplir con el derecho internacional sobre la protección de dichos sitios durante una guerra. "No funciona de esa manera", afirmó entonces.

Los secretarios de Estado, Mike Pompeo, y de Defensa, Mark Esper, habían tratado de evadir la amenaza. Mientras que el jefe de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, había dicho que no "sería apropiado" atacar sitios culturales.

Irán, con una cultura antigua, cuenta con dos docenas de lugares en la lista de sitios del patrimonio mundial de la UNESCO.

UN News on Twitter

La agencia de la ONU ha tenido un duro trabajo tratando de rescatar sitios arqueológicos destruidos en Siria por el Estado Islámico (Ei).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario