El Muro de los Lamentos tendrá una estación de tren y una polémica dedicatoria

Mundo

Israel proyecta excavar bajo la Ciudad Vieja de Jerusalén una línea ferroviaria que llegará a las cercanías del Muro de los Lamentos.   

Allí será construida una estación dedicada al presidente estadounidense Donald Trump, en señal de gratitud por su decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, lo que generó en ese momento una violenta reacción en los países árabes.   

Lo anticipa el diario Yediot Ahronot, que atribuye la iniciativa al ministro de Transportes Israel Katz.  

La nueva línea partirá del ingreso occidental de Jerusalén -adonde llegan los trenes procedentes de Tel Aviv- y, a una profundidad de 50 metros, correrá bajo la ciudad hasta llegar al área de las excavaciones arqueológicas del Cardo romano, a poca distancia del Muro de los Lamentos.   

Según el diario Katz ve en el nuevo itinerario ferroviario un "proyecto nacional" que gozará de prioridad absoluta.   

Los costos de realización serán de 2.500 millones de shekel, más de 600 millones de euros.   

Cada año 11 millones de visitantes se dirigen al Muro de los Lamentos, en el futuro podrán llegar más cómodamente con cuatro trenes cada hora.           

Dejá tu comentario