España: confirman la muerte de cerebro del ataque del 11-M

Mundo

Madrid (EFE, Reuters, AFP, ANSA, DPA) - La policía española dio ayer por desarticulado el núcleo central del comando que perpetró los ataques del 11 de marzo en Madrid, tras el suicidio de cinco supuestos terroristas islámicos, entre los que se confirmó que estaba el cerebro de la matanza.

Se trata de Serhane Ben Abdelmajid, conocido como «El Tunecino» y supuesto organizador del 11-M, y otro de los principales responsables de esos ataques, Jamal Ahmidan, «El Chino». Los atentados dejaron 191 muertos y más de 1.500 heridos.

La policía cifra en cinco el número de presuntos terroristas fallecidos el sábado en una vivienda de la localidad madrileña de Leganés cuando, al verse cercados por las fuerzas del orden, detonaron entre 15 y 20 kilos de un explosivo. No se descarta que ese explosivo fuera Goma 2 ECO, el utilizado el 11 de marzo contra cuatro trenes en la capital española.

La deflagración causó el fallecimiento del miembro del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la policía española
Francisco Javier Torronteras Gadea y de cinco supuestos terroristas, entre ellos, «El Tunecino» y «El Chino».

• Identificación

El ministro español del Interior saliente, Angel Acebes, señaló en conferencia de prensa que uno de los cadáveres corresponde a Abdennabi Kounjaa, de origen marroquí y sobre quien, al igual que en el caso de «El Tunecino» y «El Chino», pesaba una orden internacional de busca y captura dictada por el juez de la Audiencia Nacional española, encargado del sumario del 11-M, Juan del Olmo. Otro de los cadáveres corresponde a Asri Rifaat Anouar, sobre quien no había orden alguna porque la policía sospechaba que estaba en España, mientras que queda por identificar un quinto terrorista.

Acebes explicó que uno de los cuerpos, que está totalmente destrozado por la explosión, llevaba un cinturón con dos kilos de explosivos y dijo que antes de que se produjera la intervención policial algunos supuestos terroristas pudieron huir.

En el departamento siniestrado se hallaron 200 detonadores de cobre, similares a los usados en el 11-M, y dos mochilas dentro de un armario de la casa que contenían unos diez kilos de dinamita Goma 2 ECO. El ministro aseguró que los terroristas
estaban preparados para cometer más atentados de forma inmediata y que probablemente su intención era hacerlo con mochilas cargadas de dinamita, al igual que lo ocurrido el 11 de marzo.

Acebes dio por «detenidos o muertos» a los integrantes del núcleo central del grupo que atentó en Madrid y agregó que ahora la investigación se dirigirá hacia las dos o tres personas que podrían haber escapado y hacia las conexiones internacionales y con otros grupos terroristas.
Hasta el momento, además de estos fallecidos, 24 personas han sido detenidas en relación con el 11-M.

Agentes de la policía científica, forenses y técnicos de los servicios funerarios recogieron hoy restos humanos, diseminados por el edificio de Leganés tras la fuerte explosión.

Dejá tu comentario