Evo Morales denunció que en Bolivia se gesta "un golpe de Estado dentro del golpe"

Mundo

El derrocado presidente boliviano, Evo Morales, advirtió que el gobierno de facto de Jeanine Añez "no quiere las elecciones" porque infiere su partido ganará ampliamente.

El derrocado presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció este viernes que el gobierno de facto de Jeanine Añez "no quiere las elecciones" debido a que tiene conocimiento sobre la popularidad de su movimiento politico MAS y prepara "un golpe de Estado dentro del golpe" para evitar un triunfo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 18 de octubre.

Morales le advirtió a sus seguidores que: "Añez no quiere las elecciones porque saben que vamos a ganar nuevamente en la primera vuelta y que nuestro movimiento político es algo histórico, inédito y único en el mundo".

En ese sentido, afirmó que se prepara una estrategia para llevar a cabo "un golpe de Estado dentro del golpe", de acuerdo con informaciones que fuentes de su confianza le hicieron llegar desde Bolivia.

"El gobierno de facto preparó un decreto para reprimir las movilizaciones", afirmó Morales, quien expresó sus temores ante la posibilidad de que "vuelva a haber derramamientos de sangre", en nuevas jornadas de protesta como las realizadas esta semana contra la segunda postergación de las elecciones generales, en las que se registraron algunos episodios de violencia que dejaron varios heridos y detenidos.

A su vez, indicó que el aplazamiento de los sufragios anunciados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) refiere a a una orden para "suspender en forma indefinida las elecciones", por lo que utilizan la pandemia "para un nuevo golpe".

Asimismo, remarcó que "la derecha no quiere que haya elecciones, que el MAS no vuelva al gobierno, ni Evo a Bolivia" porque quedó "demostrado que otra Bolivia es posible".

"Para mí nunca (el de Jeanine Añez) ha sido un gobierno de transición, sino una dictadura", expresó, y reiteró que lo sucedido en su país "fue un golpe de Estado" que lo desplazó del poder en noviembre de 2019, porque "el capitalismo no quiere otro modelo que no sea el capitalismo".

Dejá tu comentario